Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Cristina Domínguez
Martes, 26 de noviembre de 2013
Nueva adquisición

El Beato de Sahagún retorna a su ‘scriptorium’

[Img #5773]

Representantes de la prestigiosa editorial burgalesa Siloé acercaron esta mañana ‘recién salido del horno’ un facsímile del Beato de la Biblioteca Corsiniana (en lo sucesivo Beato de Sahagún) que, a partir de hoy, podrá contemplarse en el Convento de San Francisco-Iglesia de La Peregrina tras ser adquirido por el Ayuntamiento.  
Esta valiosísima y cuidada reproducción es la número 212 de la edición y, ésta, consta de un total de 898 ejemplares numerados, uno de ellos, a modo de anécdota, propiedad del escritor Umberto Eco.
Se trata de un ejemplar de características muy peculiares que le diferencian radicalmente de todos los que hoy se conservan. Para empezar, tiene un tamaño mucho más reducido que el resto (342 páginas en pergamino de 167 x 97 milímetros) y, este inusual formato, imprime un carácter realmente especial a su escritura y miniaturas. 
Su texto recoge plenamente ese núcleo de todos los beatos que son los comentarios del monje de Liébana al Apocalipsis de San Juan. Lo hace además con una letra en parte visigótica, en parte carolina con elementos góticos, pero muy cuidada, de gran esmero y belleza que le permite, a pesar de lo reducido del tamaño, recrear todo el contenido. Las imágenes no abundan, pues sufrió varias mutilaciones que le despojaron de gran parte de ellas, pero las ocho que actualmente conserva son suficientes para hacer de él una pieza esencial para mejor rastrear y conocer la difusión y evolución artística de tan importante serie de códices.

Autoría 
Todavía hoy son muchos los misterios que rodean a su autor, destinatario y fecha exacta  de ejecución, aunque su adscripción al importante monasterio de Sahagún se da casi por segura. Al parecer perteneció al Conde Duque de Olivares que, en tiempos de Felipe IV, requisó cantidad de preciosos códices a iglesias y monasterios. Posteriormente lo debió de adquirir el cardenal Acquaviva que, con ocasión de la coronación de Felipe V en 1701, se encontraba en España como nuncio apostólico. Finalmente, a la muerte del cardenal Acquaviva, en 1723, pasaría al cardenal Corsini. 
El volumen original forma parte actualmente de la Biblioteca dell’Accademia Nazionale dei Licencie e Corsiniana, Roma. 

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
2 Comentarios
Fecha: Miércoles, 27 de noviembre de 2013 a las 13:51
cándida
Es un placer, poder verlo en el bellÍsimo edificio de la PEREGRINA DE SAHAGÚN.
Fecha: Martes, 26 de noviembre de 2013 a las 16:01
Javier Robles
FELICIDADES, una muy buena manera de gastarse el dinero, un acierto. Es un valor añadido a nuestro patrimonio.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress