Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
María Luna
Lunes, 9 de diciembre de 2013

Murió Mandela y con él sus valores

[Img #5854]Murió Mandela y el mundo llora. Todos lloramos, todos opinamos, destacamos sus frases y hablamos de Él como si viviera en el portal de enfrente.
Hoy empiezan a aparecer las reacciones de ‘líderes’  y a mi sólo me asaltan preguntas en la cabeza y necesito respuestas, así que acudo directamente a la fuente. Yo pregunto, Madiba responde:
¿Con qué autoridad moral hablan presidentes alabándole sus valores de igualdad cuando cercan sus países con medidas disuasorias poco dañinas? 
“Una nación no debe juzgarse por cómo trata a sus ciudadanos con mejor posición sino por cómo trata a los que tienen poco o nada”
¿Cómo un semidictador puede ni siquiera mentarle cuando encierra activistas con el único delito de expresar sus ideas? 
“Me gustan los amigos que tienen pensamientos independientes porque suelen hacerte ver los problemas desde todos los ángulos”
El 'Gran Presidente' ha dicho: “No me puedo imaginar mi vida sin el ejemplo de Mandela”, yo me pregunto ¿qué vas a hacer al respecto?
“Mi ideal más querido es el de una sociedad libre y democrática en la que todos podamos vivir con armonía y con iguales posibilidades”
Veo fotos de Él con ‘ilustres’ personajes, algunos de ellos históricos colonialistas, y pienso cómo siquiera pueden estar en la misma habitación.
“Para ser libre no se necesita sólo despojarse de las propias cadenas, sino vivir de una manera que respete y potencia la libertad de los otros”
Otras ‘celebridades’ de Hollywood dicen que su vida es la prueba más cercana de la existencia de dios, pues si su vida es eso ¿cómo será la prueba de la existencia del diablo?
“46664”
Mandela tenía el don de acercarse a todos los desfavorecidos y que los poderosos se acercaran a Él; después de una vida durísima, de una libertad cercenada ¿qué nos queda de Él?. Poco calaron sus mensajes cuando el mundo está como está.
“Si yo tuviera el tiempo en mis manos haría lo mismo otra vez. Lo mismo que haría cualquier hombre que se atreva a llamarse a si mismo hombre”
A alguno le diría: “La educación es el arma más potente para cambiar el mundo”
Y a todos: “Los verdaderos líderes deben estar dispuestos a sacrificarlo todo por la libertad de su pueblo”
Para mi me quedo con: “Debemos usar el tiempo sabiamente y darnos cuenta de que siempre es el momento oportuno para hacer las cosas bien”
Y si se me permite tengo otra para Él: “Soy el amo de mi destino, soy el capitán de mi alma”

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress