Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Firmas - Cartas a Dirección
Francisco Javier Cebrián Sánchez
Martes, 18 de marzo de 2014

Grajal de Campos: Un pueblo declarado Bien de Interés Cultural aun tiene vecinos sin acceso a Internet

En el siglo XXI, en la zona de Tierra de Campos aun hay ciudadanos de segunda que no tienen derecho a disfrutar de la telefonía fija, wifi , Internet…
La disculpa de la compañía (o monopolio) Telefónica (Movistar), son los costes.
En Grajal de Campos, en la Ronda del Mediodía, 2, mi residencia actual y única, no tengo línea telefónica. En frente de mi vivienda a ocho metros de calle mis vecinos la tienen. Mi castigo es el coste de dos postes necesarios para cruzar la calle. Excesivos costes según la compañía.
Inicié en el año 2011, en solitario la lucha a través de la Junta Arbitral, reclamando incluso la ayuda municipal.
Al año aproximadamente se me ofrece por parte de Telefónica (Movistar) varias soluciones, que hubo que desechar por inviables, inservibles y caras, como Iberbanda, Satélite o GSM.
He seguido luchando y reclamando hasta la fecha en solitario, sin ayudas de nadie e incluso ante la pasividad municipal y por supuesto de la empresa de telefonía (Movistar).
Sigo viviendo en el mismo domicilio, sigo pagando mis impuestos que como vecino me corresponden. Sigo haciendo frente a mis obligaciones vecinales como empadronado en mi domicilio habitual dentro del casco urbano. Pero sigo sin disfrutar del derecho a tener acceso a la cultura, a poder usar un medio tan necesario como la informática para mi disfrute e información, dentro de un pueblo declarado BIC, con miles de visitantes anuales, por vivir ocho metros más alejado de sus cuentas y por la indiferencia de un Ayuntamiento ante un problema vecinal, y con la racanería de una empresa con miles de millones de euros en beneficios, pero que niega la instalación de dos postes, para dar su servicio, que van a cobrar religiosamente.
Soy un ciudadano de segunda que reside en un Ayuntamiento de segunda con servicios telefónicos inexistentes e inalcanzables para mí. ¿Qué tengo que hacer para ser un ciudadano de primera y tener los derechos correspondientes?

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress