Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sahagún Digital
Martes, 8 de abril de 2014

San Lorenzo sale de la ‘Lista Roja del Patrimonio’ que todavía incluye otros cinco edificios de la comarca

La asociación Hispania Nostra, impulsora de ‘Lista Roja’ que recoge los elementos del patrimonio histórico español que se encuentren “sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores”, ha sacado de la misma a la iglesia de San Lorenzo de Sahagún tras darse por finalizadas las obras de restauración a las que ha sido sometida en el último año. 
No obstante, y según consta en el archivo de la asociación, todavía hay cinco edificios de la comarca incluidos en este ‘listado del olvido’: el Castillo de Cea, en Cea; la Ermita de Santa Catalina, en Cabrera de Almanza; la iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa, en Valdavida; el Monasterio de Santa María de Trianos, en Villamol y, por último, la Torre de la Iglesia de San Esteban, radicada en el despoblado de Barriales de Cea. 

[Img #6960]

Castillo de Cea. Cea
Historia/Descripción: Fue construido en el siglo XV sobre un castro y un castillo anterior destruido en el siglo XIII. El castillo anterior sirvió de prisión del rey navarro García Sánchez I en 1053 y de condes castellanos. Fue poseído por varios señores: los Alburquerque, los Núñez de Guzmán y los Gómez de Sandoval y Rojas, Duques de Lerma, Denia y Uceda, señores de Cea y su término, en el siglo XVII. Se conservan restos de un fuerte torreón del siglo XV, con dos o tres pisos que se encubrían con bóvedas de cañón ya hundidas, y una puerta de arco apuntado de la antigua muralla.
Época: Siglo XV
Propiedad: Municipal
Grado de protección: Bien de Interés Cultural (BIC)
Estado: En ruina progresiva
Carácter del riesgo: Deterioro por abandono Desprendimientos
Localización geográfica: Cea



[Img #6962]

Ermita santuario de Santa Catalina. Cabrera de Almanza
Historia/Descripción: La ermita-santuario de Santa Catalina fue edificada, en su aspecto actual, la nave, entre los años 1548-1549, y la capilla mayor o presbiterio, el año 1610, como cita una inscripción en piedra en la pared. Estuvo precedida por una ermita de menores dimensiones, de materiales más humildes. Los muros de la nave se construyeron con mortero de cal y canto encofrado, revestido después con mortero de cal y arena al exterior y tendido de yeso por dentro. La nave consta de un solo tramo, de forma rectangular de 18 por ocho metros con escasa decoración. La techumbre imitaba un artesonado, con madera bien labrada y rematada, aunque elemental y rústico. La capilla mayor o presbiterio: un arco triunfal de medio punto doblado separa y marca la transición entre la nave y el presbiterio; este, de bastante altura, alojaba el altar mayor y el retablo, con la imagen de la titular, Santa Catalina de Alejandría, elaborada el año 1709 en un taller de León. Constituye la capilla mayor una construcción cuadrada de ocho metros de lado, cubierta mediante bóveda de crucería con terceletes; los arcos de apoyo de la cubierta son de medio punto, todo ello dentro de un estilo gótico muy tardío. Una artística puesta da entrada, por el lado de la epístola, a la sacristía, dotada con una media naranja ciega, con adorno de ocho fajas radiales y apoyada sobre pechinas; sus paredes llevan decoración pictórica. El santuario tenía al lado un hospital para pobres y peregrinos que pervivió hasta el siglo XVIII. Ambos se mantenían con las rentas de sus bienes: unas 150 fincas, rebaños, foros… que eran administrados por una cofradía formada por los vecinos de los diez pueblos más próximos al santuario. Abandonado el hospital, la cofradía entra en declive y desaparece en la práctica a finales del siglo XVIII, aunque reaparece de nuevo entre los años 1820 y 1850. La desamortización de bienes eclesiásticos del siglo XIX representó el golpe de gracia para este santuario, que a mitad del siglo XX quedó prácticamente abandonado. En 1970 comienzan las goteras y poco después cae el tejado, por dejadez de sus propietarios. Ha sido víctima de la rapiña y en los últimos años se uso como corral de ganado. Actualmente está todo él en ruinas.
Época: Siglo XVI
Propiedad: Diócesis de León
Grado de protección: Sin protección
Estado: Abandonado y en ruina progresiva con acumulación vegetación
Carácter del riesgo: Derrumbes o desaparición total.
Localización geográfica: Cabrera de Almanza



[Img #6958]

Iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa. Valdavida
Historia/Descripción: La iglesia de San Julián y Santa Basilisa, presenta una espadaña parcialmente reedificada en el sigloXVII, debido a los desperfectos que sufrió tras el terremoto de Lisboa de 1755. La parte inferior, original, está realizada en sillares, y en la otra, en ladrillo mudéjar se puede contemplar su reloj solar vertical meridional.
El pequeño cementerio, con dos portales, está adosado a sus paredes.
Una vez en el interior, la cancela, realizada en madera con la Cruz de los Caballeros de Malta, nos da la bienvenida a este auténtico museo de retablos.
Se observan los cinco retablos, datados en el silo XVI, dos de los cuales ya fueron descritos en el siglos XIX por Gómez Moreno para el Catálogo Monumental de la provincia de León. Además, llama la atención el suelo en el que, gracias a que apenas se ha invertido en la restauración de su interior, se aprecian algunas sepulturas bien marcadas. Existe un espectacular artesonado oculto bajo el cañizo de la nave principal, sustentado por doce columnas de madera.
En el presbiterio existe otro artesonado también tapado con cañizo en muy mal estado, pero es el retablo mayor, dedicado a San Julián y Santa Basilisa la mayor joya, obra de la escuela de Esteban Jordán, que según Gómez Moreno, se compone de un banco lleno de relieves de estilo italiano, figurando escenas de la Biblia, patriarcas, evangelistas...
El sagrario de orden jónico, consta de tres cuerpos de cinco calles, decorados con columnillas jónicas y corintias. El cuarto cuerpo presenta un sólo encasamiento ocupado por un calvario de bulto y a los lados, remates y escudos con la cruz de la Orden del Hospital. En los demás huecos hay doce tablas pintadas rafaelescas.
Retablo lateral con imagen de San Sebastián y cuatro tablitas, con reminiscencias flamencas. En varias de las paredes se aprecian pinturas tapadas con cal.
Época: Siglo XIII (Según el Becerro de Presentaciones en el siglo XIII, en el poblado de Valdavida, además de la Iglesia de Santiago, había otra propia del pueblo con distinto titular
Propiedad: Obispado de León
Estado: Espadaña con una grieta que hace peligrar su estructura. Retablo mayor muy deteriorado por insectos silófagos y caído hacia atrás. Retablos laterales, en mal estado debido a humedades e insectos silófagos. Frescos muy deteriorados. Artesonados en muy mal estado por las humedades y desprendimientos tapados con cañizo y escayola. Posibles pinturas en el artesonado oculto, tapadas por las plagas de cólera
Carácter del riesgo: Ruina, derrumbe, pérdida parcial o total de elementos de gran calidad hechos en madera
Información proporcionada por: José Ramón de Poza
Localización geográfica: Valdavida



[Img #6959]

Monasterio de Santa María de Trianos. Villamol
Historia/Descripción: Los inicios del monasterio se encuadran a finales del siglo XII, durante el reinado de Alfonso VIII (1158-1214), siendo su fundador don Tello Pérez de Meneses que lo cedió a los canónigos regulares de San Agustín. Su decadencia comienza a producirse en la primera mitad del siglo XV. En 1519, se estableció una comunidad de Dominicos, dedicados a la enseñanza de Humanidades, Filosofía y Teología. Su final se produce con la desamortización de 1835. El complejo de Trianos se encuentra circunscrito en un rectángulo de unos 250 metros en sentido este-oeste, por 150 metros norte-sur, que acaso pudiera seguir las trazas de la primitiva cerca monástica. En la actualidad, la única construcción parcialmente conservada es la iglesia, a la que se adosan varias construcciones recientes que enmascaran la obra primitiva. Las bóvedas se encuentran hundidas, pero la cabecera conserva todavía alzados importantes. Las restantes edificaciones se encuentran prácticamente arruinadas. Existen restos de salas monásticas, que conservan decoración mural, alguna de las cuales pudiera identificarse como la Sala Capitular.
Época: Siglo XII
Grado de protección: Bien de Interés Cultural
Estado: Abandonado y en ruinas. Las ruinas coexisten con una explotación agrícola
Carácter del riesgo: Progresivo deterioro
Localización geográfica: Villamol



[Img #6961]

Torre de la Iglesia de San Esteban. Despoblado de Barriales de Cea, Sahelices del Río
Historia/Descripción: La torre de la iglesia de San Esteban, del despoblado de Barriales de Cea, es lo único que se conserva del antiguo despoblado del mismo nombre cercano al río Cea, en plena línea divisora entre los reinos de León y Castilla. Los documentos que citan por primera vez Barriales de Cea datan del año de 1026 cuando Alfonso V derrotó a Almanzor, que asolaba periódicamente estas tierras. Precisamente, la condesa Doña Sancha, hija del citado rey, y monja en el beaterio de San Juan en Sahagún, es la que dona al monasterio de San Facundo, en 1026, dos molinos que tiene en el Cea, uno por entero, y otro a la mitad «cum homines de Barriales». Estos "hombres" de Barriales habitaban un poblado que acababa de fundarse, en el cual se estaba asentando gente nueva. El Becerro de presentaciones escrito en 1468 aparece dentro del arciprestazgo de Cea "la iglesia de Barriellos dedicada a San Esteban y pertenece a San Facundo (Monasterio de Sahagún) da tercia al cerero y 11 maravedíes en procuración". No se sabe a ciencia cierta la fecha de su desaparición pero un pleito del año 1501, ya figura como despoblado, según la leyenda trasmitida de padres a hijos, debido a una terrible plaga de hormigas. El Diccionario de Madoz de 1847 también recoge esta tradición popular, aunque no lo cree e indica que posiblemente fuese por causa de peste negra, hambre o guerras, añadiendo que del despoblado se mantiene "la torre de su iglesia es lo único que se conserva en "buen" estado."
Época: S. XI-XV
Propiedad: Particular
Grado de protección: Sin protección
Estado: Ruina progresiva. En la descripción que realiza Madoz en 1847, cita que vio la torre en buen estado, información que no se corresponde con la realidad actual, pues de ella no queda más que el muro oeste con el refuerzo de las dos esquinas. El muro sigue manteniendo las medidas que cita (unos 15 metros de alto por 5,4 de ancho, en piedra rematada por unos arcos de ladrillo, visiblemente deteriorados) y desde lejos da la impresión de que esta entera en sus tres dimensiones
Carácter del riesgo: Derrumbe o desaparición total
Localización geográfica: Sahelices



Sobre la asociación 
La asociación Hispania Nostra nace en 1976, con motivo de la celebración del ‘Año del Patrimonio Arquitectónico Europeo’ y en sintonía con la organización Europa Nostra.
Hispania Nostra es una asociación de carácter no lucrativo, declarada de utilidad pública. Su finalidad es la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural español y su entorno, en el ámbito de la sociedad civil, de acuerdo con sus estatutos. Es la única asociación española que defiende el patrimonio cultural en toda su integridad conceptual y geográfica.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Martes, 8 de abril de 2014 a las 16:54
patrimonio
Añadir que la presidenta honorifica de Hispania nostra es su alteza real la reina Sofia

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress