Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Pedro Llamas Rodrigo
Lunes, 4 de agosto de 2014

Asociación Cultural Virgen del Río

Existió un día en que unos vecinos de un sencillo pueblo de León, se les ocurrió imaginar, idear y hacer algo por el pueblo para mantener su espacio de existencia en el contorno teniendo en cuenta el riesgo y peligro, no de la desaparición en la geografía de España sino la inexistencia en el mapa internacional con la pérdida  de sus costumbres y tradiciones propias, valiosas y emotivas por el traslado y movimiento de necesidad urgente de subsistencia, llamémoslo emigración, por la sufrida evolución europea, no exenta España. Así nació el 20 de abril de 1.996 la conocida actual Asociación Cultural, ‘Virgen de Río’ de Santa María del Río.
El espíritu en beneficio y amor a su pueblo viendo los cambios comprometidos que se aproximaban a Europa, instaron la defensa y protección del pueblo y lugar de nacimiento dando prioridad y superioridad a sus estatutos prácticos, firmes y elogiosos de la Asociación Cultural recién fundada. 
Defensa de valores humanos, solidaridad, convivencia, integración, unidad, conservación de costumbres y tradiciones, intercambios culturales y educativos con otras regiones junto con otras demandas enriquecedoras que constan en los estatutos y los objetivos y fines para su logro que desisto de mencionar.
Su obra operativa tenía el reconocimiento de su pueblo. Trabajo y empeño que ha continuado hasta hoy en día con la friolera duración de 18 años completos y este año de pronto comienzo será la Décima Novena Semana Cultural.
Durante estos 18 años la avalan asuntos reales y hechos vivenciales de haber realizado y recordado costumbres y tradiciones que estaban adormecidas y casi en los últimos suspiros del fallecimiento de su desaparición. Igualmente se han debatido muchas propuestas y ponencias de asuntos candentes e interesantes, desafiantes y competitivos de la sociedad. Citemos seguridad social, jubilaciones, huelgas y otros relevantes en la sociedad. No puedo olvidar la famosa matanza del cerdo tan tradicional por estar más abandonada que en etapas anteriores.
Gracias a la Asociación Cultural con los socios de jóvenes generaciones, llevados por su interés y fogosidad de ánimo aportaron raíces rejuvenecidas que destacaron por su preocupación y resurgimiento de costumbres y tradiciones ofreciendo ardientes y entusiastas impulsores que con su asidua constancia y estable fortaleza demostraron con ejemplos reales y supervisados por los mayores del pueblo que, por su edad avanzada, según ley de vida estaban cercanos al fallecimiento, se quedarían sin nadie viviente, conocedor de tradiciones y costumbres. 
Ejemplos patentes de esta realidad de conservación han sido el dormir una noche en las eras a estilo antiguo dando oportunidad y ocasión a las conversaciones y explicaciones entre jóvenes y mayores. 
Otra actividad fue recorrer tierras rastrojos, barbechos, valles y campos sin labrar y atravesar muchos lugares inhóspitos, ya que lo que sobresalía en su alrededor era la infinidad de maleza, matas, hierbas y plantas de todo género y clase, dando la impresión de tierras holgadas, tierras de tiempo sin sembrar ni cultivar. 
Entre los matorrales se encontraban guaridas de animalillos, refugios de insectos y criaderos de hierbas medicinales, flores, plantas y toda clase de arbustos. Los únicos conocedores eran los acompañantes mayores que comunicaban a los recientes socios entrantes las propiedades inherentes y sus cualidades, una vez estudiadas en casa.
Este hecho del recorrido por lugares inhóspitos es causa de la certificación, y la razón de la justificación de lo que se ha conservado de plantas, hierbas y flores para la cura de enfermedades y malestares, únicos medios eficientes y recursos medicinales con capacidad curativa y resultados excelentes en aquel entonces.

Como en los 18 años pasados, la Asociación Cultural, ‘Virgen del Río’, socios y vecinos de Santa María del Río, se han puesto las pilas otro año, con carros de sabiduría y de ciencia para compartir con aquellos dispuestos a esta experiencia con la determinante garantía de que recibirán ayuda y satisfacción por el enriquecimiento intelectual y conocimiento que lograrán durante esta celebración que marca el número de la Décima Novena Semana Cultural con inicio el 9 al 17 de agosto.
Para un nacido en el pueblo de Santa María del Río, siendo entusiasta admirador de su pueblo sin dejar de ser práctico y severo observador, lo que más  admira y aprecia es que todo el pueblo se ha visto atraído y arrastrado por la Asociación Cultural con el mismo espíritu de ayuda, convivencia y difusión del saber y cultura. 
Sobresale y destaca que el espíritu de la Asociación Cultural es de personas inteligentes y prácticas. Han sabido escoger y llevar el contenido y realidad del fantástico dicho de que” la unidad hace la fuerza”. Son conscientes de que la unidad de todos es fusión, poderosa arma temible de difícil posibilidad de  vencer y derrotar.
Su demostración y prueba es la organización de la Semana Cultural durante 18 años, ya que todos tienen valía, habilidad, destreza y maestría para hacer algo útil y provechoso para los demás sin mostrar beneficio y utilidad personal.
Igualmente se puede citar el otro no menos popular de “poner un granito de arena”. La Asociación Cultural ha llevado a cabo con predominio de superioridad y contribuido con eficacia hacia el éxito en que los socios y vecinos del pueblo, encarnan esa fuerza y espíritu de largueza y liberalidad sin interés de recompensa. 
Adentrándome en la realidad y objetividad del espíritu concerniente de la Asociación Cultural, expreso con justa honestidad y humildad sincera, no de garabato, que estos sencillos y honrados socios también son fieles cumplidores y conocen y saben aplicar ese otro dicho más humorístico, gracioso y divertido de que todos  “echan un granito de sal” para que la Semana Cultural sea más llevadera y amena. El español sabe jugar con la sal y no le gusta ni encanta la sosería.
Cada año preparan un programa desafiante y complicado con ponencias competitivas, comprometidas, escabrosas y retadoras por su resolución. Todo va encaminado a la satisfacción de los participantes bien sean defensores u oponentes. 
Las ponencias son afrontadas con rigor mostrando excelsa disponibilidad de solución. No actúan a medias tintas sino con habilidad, maestría y eficacia. Su saber es de buena tinta. No se amilanan, de lo que deben realizar. El carácter de los nacidos en Santa María del Río es de personas valientes, arriesgadas y valerosas.    
Lo relatado sobre la Asociación Cultural ‘Virgen del Río’ es una de tantas cosas silenciosas de valor que existen en la sociedad, no conocidas. Mas su silencio prueba su grandiosidad y su magnificencia emerge y surge de los asuntos diminutos, dando infinita satisfacción a las personas humildes que son las calladas realizadoras.
Lo escrito es apreciación con la oída y contada por personas asistentes a la Semana Cultural. La participación espontánea de vecinos en cosas insignificantes y diminutas es una callada y silenciosa obra de gran valía y aprecio de cooperación  
En los socios se respira un espíritu integrador, contrario al disonante y discrepante de división. Integración que es muestra de veracidad y credibilidad de esta Asociación Cultural nacida de gente sencilla y llana con espíritu de servicio y ofrecimiento para los demás. Servicio y ofrecimiento que bien merecen una calurosa ovación y salva cariñosa de aplausos como sentido de agradecimiento. 
Esto es lo menos que puede escribir un nacido de Santa María del Río que se siente altamente satisfecho y orgulloso de su pueblo e incansable y afortunado trotamundos con el convencimiento y plan serio y riguroso del logro y adquisición de conocimientos y saber. 
Concluyendo: los leoneses tenemos el valiente Guzmán el Bueno y todos de Santa María del Río tenemos héroes inmortales que figuran y siempre figurarán en el libro más bello y hermoso del anonimato.      

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 4 de agosto de 2014 a las 23:23
ciriaco
merece la pena leerlo

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress