Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Sahagún Digital
Miércoles, 29 de octubre de 2014
PATRIMONIO

La cerca medieval de Almanza, última ‘inquilina’ de la Lista Roja del Patrimonio

La cerca medieval de Almanza, construcción que “ceñía la villa como una apretada faja con puertas abocinadas” ha sido incluida por la asociación Hispania Nostra en su Lista Roja del Patrimonio. Ésta recoge aquellos elementos que se encuentran sometidos a riesgo de desaparición, destrucción o alteración esencial de sus valores. Junto a la muralla, la Lista Roja del Patrimonio incluye un total de siete elementos repartidos por la comarca: el Castillo de Cea, en Cea; la Ermita de Santa Catalina, en Cabrera de Almanza; la iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa, en Valdavida; el Monasterio de Santa María de Trianos, en Villamol; la Torre de la Iglesia de San Esteban, radicada en el despoblado de Barriales de Cea; la Casa Forestal del monte de Riocamba, radicada en el término municipal de Cea, además de los corrales de ganado, repartidos por toda la geografía española y con notable presencia en el sureste de León 
 
 
[Img #9019]
 
Cerca medieval de Almanza. Almanza 
Historia: Almanza es una villa leonesa a orillas del Cea, fronteriza con el Reino de Castilla cuyo origen se remonta a las repoblaciones de colonias mozárabes establecidas en el valle del Cea en la primera mitad del siglo X. En 1225 Alfonso IX otorgó el fuero a la villa. El casco histórico de Almanza, declarado Conjunto Histórico, consta de distintos monumentos y lugares de interés histórico como son los restos de la cerca medieval de la que aún se conserva una de las puertas de entrada de la muralla, arco sobre el foso, varios cubos y restos del palacio-castillo (Bien de Interés Cultural) y un espléndido puente medieval sobre el río Cea del siglo XII. El castillo-palacio, encuadrado con cubos de mampostería en sus ángulos, data del siglo XV y fue construido sobre el anterior del siglo XII siendo testigo de multitud de batallas y vestigio histórico que, junto con sus cubos, puertas, arcos, muralla y cerca y foso que se conservan, dan fe del histórico emplazamiento del lugar.
Descripción: La villa estaba rodeada por una cerca ovalada medieval, construida en tapia de cal y canto de gran espesor y solidez. Ceñía la villa como una apretada faja con puertas abocinadas, de las que queda la muestra gótica de una de ellas. la cerca estaba protegida por cubos  y rodeada por un foso que aún se aprecia. La torre del castillo estaba situada en el lugar que actualmente ocupa una torre moderna, asentada sobre los restos de tapia que formaban una doble muralla alrededor de él.
Grado de protección: El casco histórico ha sido declarado Conjunto Histórico y el castillo-palacio del siglo XV tiene la declaración de Bien Interés Cultural, en la categoría de Monumento, desde el 22 de abril de 1949. El resto carece de protección específica.
Estado: El estado de la cerca  deja mucho que desear. Gran parte ha sido absorbida por las viviendas adosadas a ella; varios cubos del castillo palacio han sido cubiertos y capeados con cemento y alguno está derrumbado. Los desprendimientos de cantos en el recinto están a la orden del día. El puente sobre el foso y puerta principal de entrada están en buen estado.
Carácter de riesgo: Derrumbes, hundimientos y descontextualización.
 
[Img #9021]
 
Castillo de Cea. Cea
Historia/Descripción: Fue construido en el siglo XV sobre un castro y un castillo anterior destruido en el siglo XIII. El castillo anterior sirvió de prisión del rey navarro García Sánchez I en 1053 y de condes castellanos. Fue poseído por varios señores: los Alburquerque, los Núñez de Guzmán y los Gómez de Sandoval y Rojas, Duques de Lerma, Denia y Uceda, señores de Cea y su término, en el siglo XVII. Se conservan restos de un fuerte torreón del siglo XV, con dos o tres pisos que se encubrían con bóvedas de cañón ya hundidas, y una puerta de arco apuntado de la antigua muralla.
Época: Siglo XV
Propiedad: Municipal
Grado de protección: Bien de Interés Cultural (BIC)
Estado: En ruina progresiva
Carácter del riesgo: Deterioro por abandono Desprendimientos
Localización geográfica: Cea
 
[Img #9023]
 
Ermita santuario de Santa Catalina. Cabrera de Almanza
Historia/Descripción: La ermita-santuario de Santa Catalina fue edificada, en su aspecto actual, la nave, entre los años 1548-1549, y la capilla mayor o presbiterio, el año 1610, como cita una inscripción en piedra en la pared. Estuvo precedida por una ermita de menores dimensiones, de materiales más humildes. Los muros de la nave se construyeron con mortero de cal y canto encofrado, revestido después con mortero de cal y arena al exterior y tendido de yeso por dentro. La nave consta de un solo tramo, de forma rectangular de 18 por ocho metros con escasa decoración. La techumbre imitaba un artesonado, con madera bien labrada y rematada, aunque elemental y rústico. La capilla mayor o presbiterio: un arco triunfal de medio punto doblado separa y marca la transición entre la nave y el presbiterio; este, de bastante altura, alojaba el altar mayor y el retablo, con la imagen de la titular, Santa Catalina de Alejandría, elaborada el año 1709 en un taller de León. Constituye la capilla mayor una construcción cuadrada de ocho metros de lado, cubierta mediante bóveda de crucería con terceletes; los arcos de apoyo de la cubierta son de medio punto, todo ello dentro de un estilo gótico muy tardío. Una artística puesta da entrada, por el lado de la epístola, a la sacristía, dotada con una media naranja ciega, con adorno de ocho fajas radiales y apoyada sobre pechinas; sus paredes llevan decoración pictórica. El santuario tenía al lado un hospital para pobres y peregrinos que pervivió hasta el siglo XVIII. Ambos se mantenían con las rentas de sus bienes: unas 150 fincas, rebaños, foros… que eran administrados por una cofradía formada por los vecinos de los diez pueblos más próximos al santuario. Abandonado el hospital, la cofradía entra en declive y desaparece en la práctica a finales del siglo XVIII, aunque reaparece de nuevo entre los años 1820 y 1850. La desamortización de bienes eclesiásticos del siglo XIX representó el golpe de gracia para este santuario, que a mitad del siglo XX quedó prácticamente abandonado. En 1970 comienzan las goteras y poco después cae el tejado, por dejadez de sus propietarios. Ha sido víctima de la rapiña y en los últimos años se uso como corral de ganado. Actualmente está todo él en ruinas.
Época: Siglo XVI
Propiedad: Diócesis de León
Grado de protección: Sin protección
Estado: Abandonado y en ruina progresiva con acumulación vegetación
Carácter del riesgo: Derrumbes o desaparición total.
Localización geográfica: Cabrera de Almanza
 
[Img #9018]
 
Iglesia parroquial de San Julián y Santa Basilisa. Valdavida
Historia/Descripción: La iglesia de San Julián y Santa Basilisa, presenta una espadaña parcialmente reedificada en el sigloXVII, debido a los desperfectos que sufrió tras el terremoto de Lisboa de 1755. La parte inferior, original, está realizada en sillares, y en la otra, en ladrillo mudéjar se puede contemplar su reloj solar vertical meridional.
El pequeño cementerio, con dos portales, está adosado a sus paredes.
Una vez en el interior, la cancela, realizada en madera con la Cruz de los Caballeros de Malta, nos da la bienvenida a este auténtico museo de retablos.
Se observan los cinco retablos, datados en el silo XVI, dos de los cuales ya fueron descritos en el siglos XIX por Gómez Moreno para el Catálogo Monumental de la provincia de León. Además, llama la atención el suelo en el que, gracias a que apenas se ha invertido en la restauración de su interior, se aprecian algunas sepulturas bien marcadas. Existe un espectacular artesonado oculto bajo el cañizo de la nave principal, sustentado por doce columnas de madera.
En el presbiterio existe otro artesonado también tapado con cañizo en muy mal estado, pero es el retablo mayor, dedicado a San Julián y Santa Basilisa la mayor joya, obra de la escuela de Esteban Jordán, que según Gómez Moreno, se compone de un banco lleno de relieves de estilo italiano, figurando escenas de la Biblia, patriarcas, evangelistas...
El sagrario de orden jónico, consta de tres cuerpos de cinco calles, decorados con columnillas jónicas y corintias. El cuarto cuerpo presenta un sólo encasamiento ocupado por un calvario de bulto y a los lados, remates y escudos con la cruz de la Orden del Hospital. En los demás huecos hay doce tablas pintadas rafaelescas.
Retablo lateral con imagen de San Sebastián y cuatro tablitas, con reminiscencias flamencas. En varias de las paredes se aprecian pinturas tapadas con cal.
Época: Siglo XIII (Según el Becerro de Presentaciones en el siglo XIII, en el poblado de Valdavida, además de la Iglesia de Santiago, había otra propia del pueblo con distinto titular
Propiedad: Obispado de León
Estado: Espadaña con una grieta que hace peligrar su estructura. Retablo mayor muy deteriorado por insectos silófagos y caído hacia atrás. Retablos laterales, en mal estado debido a humedades e insectos silófagos. Frescos muy deteriorados. Artesonados en muy mal estado por las humedades y desprendimientos tapados con cañizo y escayola. Posibles pinturas en el artesonado oculto, tapadas por las plagas de cólera
Carácter del riesgo: Ruina, derrumbe, pérdida parcial o total de elementos de gran calidad hechos en madera
Información proporcionada por: José Ramón de Poza
Localización geográfica: Valdavida
 
[Img #9024]
 
Monasterio de Santa María de Trianos. Villamol
Historia/Descripción: Los inicios del monasterio se encuadran a finales del siglo XII, durante el reinado de Alfonso VIII (1158-1214), siendo su fundador don Tello Pérez de Meneses que lo cedió a los canónigos regulares de San Agustín. Su decadencia comienza a producirse en la primera mitad del siglo XV. En 1519, se estableció una comunidad de Dominicos, dedicados a la enseñanza de Humanidades, Filosofía y Teología. Su final se produce con la desamortización de 1835. El complejo de Trianos se encuentra circunscrito en un rectángulo de unos 250 metros en sentido este-oeste, por 150 metros norte-sur, que acaso pudiera seguir las trazas de la primitiva cerca monástica. En la actualidad, la única construcción parcialmente conservada es la iglesia, a la que se adosan varias construcciones recientes que enmascaran la obra primitiva. Las bóvedas se encuentran hundidas, pero la cabecera conserva todavía alzados importantes. Las restantes edificaciones se encuentran prácticamente arruinadas. Existen restos de salas monásticas, que conservan decoración mural, alguna de las cuales pudiera identificarse como la Sala Capitular.
Época: Siglo XII
Grado de protección: Bien de Interés Cultural
Estado: Abandonado y en ruinas. Las ruinas coexisten con una explotación agrícola
Carácter del riesgo: Progresivo deterioro
Localización geográfica: Villamol
 
[Img #9020]
 
Torre de la Iglesia de San Esteban. Despoblado de Barriales de Cea, Sahelices del Río
Historia/Descripción: La torre de la iglesia de San Esteban, del despoblado de Barriales de Cea, es lo único que se conserva del antiguo despoblado del mismo nombre cercano al río Cea, en plena línea divisora entre los reinos de León y Castilla. Los documentos que citan por primera vez Barriales de Cea datan del año de 1026 cuando Alfonso V derrotó a Almanzor, que asolaba periódicamente estas tierras. Precisamente, la condesa Doña Sancha, hija del citado rey, y monja en el beaterio de San Juan en Sahagún, es la que dona al monasterio de San Facundo, en 1026, dos molinos que tiene en el Cea, uno por entero, y otro a la mitad «cum homines de Barriales». Estos "hombres" de Barriales habitaban un poblado que acababa de fundarse, en el cual se estaba asentando gente nueva. El Becerro de presentaciones escrito en 1468 aparece dentro del arciprestazgo de Cea "la iglesia de Barriellos dedicada a San Esteban y pertenece a San Facundo (Monasterio de Sahagún) da tercia al cerero y 11 maravedíes en procuración". No se sabe a ciencia cierta la fecha de su desaparición pero un pleito del año 1501, ya figura como despoblado, según la leyenda trasmitida de padres a hijos, debido a una terrible plaga de hormigas. El Diccionario de Madoz de 1847 también recoge esta tradición popular, aunque no lo cree e indica que posiblemente fuese por causa de peste negra, hambre o guerras, añadiendo que del despoblado se mantiene "la torre de su iglesia es lo único que se conserva en "buen" estado."
Época: S. XI-XV
Propiedad: Particular
Grado de protección: Sin protección
Estado: Ruina progresiva. En la descripción que realiza Madoz en 1847, cita que vio la torre en buen estado, información que no se corresponde con la realidad actual, pues de ella no queda más que el muro oeste con el refuerzo de las dos esquinas. El muro sigue manteniendo las medidas que cita (unos 15 metros de alto por 5,4 de ancho, en piedra rematada por unos arcos de ladrillo, visiblemente deteriorados) y desde lejos da la impresión de que esta entera en sus tres dimensiones
Carácter del riesgo: Derrumbe o desaparición total
Localización geográfica: Sahelices
 
[Img #9022]
 
Casa Forestal del monte de Riocamba, radicado en el término municipal de Cea
Historia: El monte de Riocamba de Cea y Valdavida pertenecía al marqués de Devia y conde de Lerma, que se lo cedió al pueblo de Cea en 1485 por un contrato de enfiteusis (cada año el pueblo le debía pagar a él o a sus descendientes a primeros de mayo 10.000 maravedíes, apareciendo en 1646 como censualista de dicho monte el Duque del Infantado). Desde entonces los pueblos de Cea y Valdavida han estado en litigio permanente por el monte y sus aprovechamientos para pasto y leñas, ya que Valdavida tenía sobre el monte mancomunidad de pastos. De hecho, el pueblo de Valdavida revocó el contrato de cesión del conde por no hacer mención en el mismo a sus derechos. La cesión del monte por parte del Marqués fue en remuneración de algunos gastos y trabajos que por su servicio había hecho la villa de Cea. En 1.931, después de siglos de pleitos y litigios el pueblo de Cea acuerda con el de Valdavida la cesión del 10% del monte a cambio de la renuncia de éste a su derecho a pastos. Pero los límites no quedaron claros hasta 1943. En 1944, la Junta Vecinal de Cea vende el monte y es aquirido en retracto por el Patrimonio Forestal del Estado por 560.000pts. En 1944 el Ingeniero de Montes D. Juan Jesús Molina Rodríguez redacta la Memoria de Reconocimiento del Monte de Riocamba, dividiendo al monte en tres secciones y trece rodales. Es el primer documento de carácter forestal relacionado con el monte, y ya contiene una serie de propuestas de actuación para la mejora del mismo y se redacta el primer proyecto de repoblación de las 2780 hct de monte y sus aledaños. Se construye una gran casa forestal y diversas dependencias para acoger a los trabajadores, se instala un gran vivero para producción de planta forestal, se hacen diversas charcas en el monte para proporcionar agua a la fauna que está comenzando a recuperarse. Decenas de familias trabajan y viven en Riocamba, varios niños nacen allí; se crea una escuela para su educación, se levanta una ermita. En agosto de 1996 la ermita del complejo es saqueada por completo robando una talla de San Juan en madera barnizada, un sagrario que contenia un cáliz dorado, una imagen de la Virgen, una lámpara de madera y una talla de escayola del niño Jesús con su cuna, incluso las peanas de mármol que sustentaban las imágenes son arrancadas de la pared. Recientemente el campanario ha sido derrumbado para expoliar su campana.
Descripción: En 1967, desde Vegamian es trasladada a Riocamba piedra a piedra una espectacular fachada de una casona hidalga de finales del siglo XVI, elaborada en piedra arenisca de color claro, con sendos blasones y escudos y varias inscripciones que citan Ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe… porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino espirituales que es salvada gracias al interés personal del ingeniero de Montes que trabajó anteriormente en Vegamian de quedarse bajo las aguas del embalse del Porma, en el valle de Vegamian. Cuatro años más tarde, en 1971, se levantó como fachada de la Escuela de Guardas Forestales y allí permanece formando parte del edificio, actualmente sin cometido alguno, durante los últimos años se han abandonado las instalaciones, que presentan un estado de ruina preocupante. Actualmente residen allí un agente medioambiental y un peón forestal junto a su familia.
El monte de Riocamba es considerado como el pulmón de Castilla y León y de él se extraen anualmente gran cantidad de metros cúbicos de madera (unas 5000 tm/año) de pino procedente de la repoblación de hace más de 70 años. Multitud de vecinos de los pueblos de los alrededores trabajaron en su reforestación, generando riqueza y trabajo muy querido por los pueblos de la comarca, que al visitar las instalaciones sienten nostalgia de aquellos maravillosos años.
Grado de protección: Sin protección.
Estado: Casa forestal llena de goteras, segundo piso inhabitable, desplomes de paredes, pérdida de parte del tejado que protege la fachada del siglo XVI, humedades y escaleras de acceso a la fachada trasera caída y la del otro torreón prácticamente caída…
Carácter de riesgo: Pérdida total de uno de los complejos más completos y mejor exponente de las repoblaciones realizadas en la posguerra, por Patrimonio forestal e ICONA.
Intervenciones y/o Restauraciones: En 2002 se presentó un proyecto de rehabilitación en el que se contemplaban varias posibilidades para darle viabilidad, una como centro de interpretación de la naturaleza, con un pequeño museo sobre la historia de la reforestación de este monte y otra como albergue juvenil. De lo que no cabe duda es de las enormes posibilidades en el campo de la bioenergía por la riqueza forestal existente y en el algún tipo de industria de la madera.
 
Corrales de ganado. Toda la comarca 
Historia: Los corrales de ganado, también llamados majadas, apriscos o corralizas, son unos recintos cerrados, realizados para albergar animales domésticos (ovino, vacuno, caprino) y uno de los exponentes del patrimonio etnográfico y cultural del mundo rural. Cada familia disponía de un corral para albergar su cabaña ganadera que era heredada de padres a hijos desde tiempos ancestrales. Están realizados con materiales autóctonos (tapial, piedra seca, etc.). El estiércol retirado de los corrales servía para fertilizar las tierras. En muchos de ellos existía un chozo o una casilla para el pastor. En algunos pueblos existía un corral comunal para albergar a la cabaña de vacas y bueyes de todos los vecinos, que era guardada por el bueyero o vaquero contratado por el concejo. Muchos se situaban junto a abrevaderos y cañadas y también había corrales para invierno y verano. Todos tenían su propio nombre en función de su propietario, de su situación, etc. Encontramos corrales o sus restos por toda nuestra geografía.
Descripción: Por lo general, los corrales se componían de uno o varios portales (según el numero de cabezas) y de un patio central, rodeado todo el conjunto por tapias para proteger al ganado de las inclemencias meteorológicas y de depredadores, disponiendo de uno o varios accesos, e incluso algunos incluían un refugio para el pastor. Realizados con materiales s típicos de la zona como adobe y tapial, donde un cimiento de cantos rodados daba paso a la construcción de las tapias rematadas con tapines (especie de baldosas de tierra, obtenidas al cortar la campiña ) y con tejados y teja en el caso de los portales, y capeado todo el conjunto con un tipo de cemento fino realizado con adobe. Teniendo en cuenta el poco aguante de los materiales a las inclemencias era preciso su continuo mantenimiento.
Grado de protección: Sin protección..
Estado: Debido a la falta de ganado y la falta de uso por el despoblamiento rural, la mayoría se ha abandonado. Se encuentran derruidos, engullidos por la maleza .
Carácter de riesgo: Peligro de desaparición de este tipo de arquitectura tradicional.
Intervenciones y/o Restauraciones: Algunos corrales han sido conservados  por sus dueños
 
 
Sobre la asociación 
La asociación Hispania Nostra nace en 1976, con motivo de la celebración del ‘Año del Patrimonio Arquitectónico Europeo’ y en sintonía con la organización Europa Nostra.
Hispania Nostra es una asociación de carácter no lucrativo, declarada de utilidad pública. Su finalidad es la defensa, salvaguarda y puesta en valor del patrimonio cultural español y su entorno, en el ámbito de la sociedad civil, de acuerdo con sus estatutos. Es la única asociación española que defiende el patrimonio cultural en toda su integridad conceptual y geográfica.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
6 Comentarios
Fecha: Lunes, 3 de noviembre de 2014 a las 14:49
cazurrin
Por ese motivo tenemos que agradecer que haya gente y asociaciones que denuncien el mal estado de nuestro patrimonio, pues nos guste o no es lo único que tenemos y bien atendido y gestionado la comarca puede veneficiarse del valor añadido que genera, empleo, turismo, y con ello vida y futuro, desde aqui animar a que informéis a hispania nostra de los monumentos que tengáis en vuestros pueblos y alrededores en mal estado, por lo menos no quedarán en el olvido y tal vez se salven,pero si no somos capaces ni siquiera de eso....saludos
Fecha: Jueves, 30 de octubre de 2014 a las 12:08
pepe
Por cierto que razon tenia Manolo cuando en un comentario sobre S Simon y la ausencia del presidente de la Diputacion dijo que estaban imputados y quemando papeles. Dicho y hecho. Menos mal que no aparecio por Sahagun. Si no, igual lo detienen en pleno corte de cinta.

con personajes asi, como.para pensar en murallas y Castillos en ruinas. Se rien en nuestra cara.

pero S. MARTIN es el dia 11.... y tarde o temprano llega para todo el que hace lo que no debe.

Fecha: Jueves, 30 de octubre de 2014 a las 12:03
pepe
Con la lista no roja sino negra de corruptos que hay en el Ayto. Diputacion Comunidad Autonoma Estado etc... no puede quedar ni un euro para estas cosas. Esta todo en cuentas de Suiza y Andorra.
Fecha: Jueves, 30 de octubre de 2014 a las 05:14
Javier Robles
Cazurrin, es a lo que me refiero, a esa otra lista, la de los monumentos, restaurados, salvados, por la asociacion. Y saber si esos monumentos se hubiesen salvado igual sin existir la asociacion, no se como funcionan estas asociaciones, pero tambien tenemos asociaciones que primero miran para sus dirigentes y luego para sus objetivos, si es que les tienen. Por eso lo de sus actuaciones efectivas.
Fecha: Miércoles, 29 de octubre de 2014 a las 22:08
cazurrin
La lista solo es la punta del iceberg, pues sólo hay que darse una vuelta por cualquiera de nuestros pueblos,para darse cuenta del abandono al que están sujetos, decir a Javier que hispania nostra es la asociación de patrimonio más conocida y de mayor prestigio del país dependiente de la Europea, Europa nostra, gracias a ella muchos de los monumentos incluidos en dicha lista se an dado a conocer y se an salvado, muestra de ello es la gran cantidad de ellos que an abandonado la lista al ser restaurados y puestos en valor, mientras aquí nuestros políticos ponen sus bolsillos en valor, en fin..
Fecha: Miércoles, 29 de octubre de 2014 a las 15:51
Javier Robles
Todo esto de las asociaciones para defender las cosas estan muy bien, pero ¿sabemos de algun resultado obtenido gracias a las asociaciones?, Por ejemplo, San Lorenzo, La Peregrina, etc..., etc..., porque despues todo el mundo se cuelga las medallas. Podrian dedicarle un poco de tiempo a los absides de la antigua iglesia de Santiago, todas estas cosas suenan a brindis al sol, no quiero ser negativo, pero me da que no sirven para mucho mas que hacer listas que por otro lado todos comocemos sin la lista.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress