Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juan Giraldo González
Lunes, 7 de septiembre de 2015
Juan Giraldo González / Firmas

Conquistadores y trotamundos II

Gracias al Santo Oficio de la Inquisición se conservan datos de algunos personajes de la conquista y colonización española en América. Además de nuestro Fray Bernardino, algún otro comarcano instalado en el Nuevo Mundo comprobó los rigores de los guardianes de la fe cristiana. En Chile encontramos que en 1565 el Tribunal del Santo Oficio abre expediente a Alonso de Escobar por haber pronunciado unas palabras consideradas ofensivas para la fe cristiana. Alonso, vecino de la ciudad de Santiago, manifiesta durante el proceso que se le siguió, que sus abuelos eran "cristianos viejos, hijosdalgo e caballeros", ambos naturales de Sahagún. Su ‘delito’ consistió en hacer un comentario que ofendió a los religiosos que le acompañaban. Alonso dijo que prestaba mucha atención a los sermones que hacían referencia a la fe, pero cuando hablaban de moral, se tapaba los oídos. Por esta afirmación fue denunciado ante el Santo Oficio y fue juzgado, aunque el proceso se saldó con el pago de 200 pesos de buen oro. Se le considera el primer hereje de Chile.
[Img #11826]Alonso de Escobar era hijo de Cristóbal de Escobar, destacado militar establecido en Cuzco, que prestó apoyo a los hombres de Valdivia en la conquista de Chile. Allí se trasladó Cristóbal con su hijo Alonso como ayudante de campo, y éste finalmente se estableció en Santiago. Otros vecinos de Sahagún del mismo apellido fueron Francisco Escobar, que llegó a Perú en 1537 o Rodrigo que desembarcó en Chile en 1554.
En la colonización de Nueva España, actual Méjico, encontramos a muchos vecinos de la comarca como Antonio Villarroel, de Sahagún, quien llega a estas tierras en 1519, otros lo hacen después de su servicio militar, se establecen en las nuevas tierras y aspiran a cargos públicos como corregidores o encomenderos, es el caso de Francisco de Melgar, que llegó a Nueva España en 1530.
 
[Img #11815]
Para ser reconocidos debían probar su limpieza de sangre y contar con dos testigos, cristianos viejos, que avalasen su testimonio. Suponemos que los prohibidos eran judíos conversos, cristianos nuevos o marranos, que también se establecieron en aquellas tierras huyendo de un entorno en el que eran discriminados. El corregidor era el representante del rey y tenía como principal función la de administrar justicia, mientras que el encomendero era quien cobraba los tributos que los indios pagaban al rey. También se establecía la encomienda de servicios, por la que los indios realizaban trabajos forzados en minas y campos. Los nuevos pobladores de Nueva España que a continuación relacionamos eran originarios de la comarca de Sahagún, embarcados a las órdenes de Pedro de Alvarado en la conquista de Méjico y Guatemala. La gran mayoría se establecieron en las nuevas tierras como propietarios de tierras e indios y otros ostentaron cargos públicos como recompensa por sus servicios a la corona.
 
[Img #11816]
Alonso Torres había llegado a Nueva España en 1538.
 
[Img #11817][Img #11818]
[Img #11819]Generalmente, quienes prestan juramento son paisanos que conocen a la persona desde hace tiempo y confirman lo declarado por él. Así, encontramos a vecinos de Sahagún, Arenillas de Valderaduey, Joarilla de las Matas y Moratinos, que se respaldan mutuamente. Otros vecinos de la comarca tuvieron participación destacada en la conquista de América, como Juan Martínez, de San Miguel de Montañán, quien se embarcó a Indias en 1513 o Alonso López de la Raigada, de Villaselán, que llegó a Chile y jugó un importante papel en las guerras contra los araucanos en 1554. 
 
[Img #11820][Img #11821]
Posiblemente se trate de un pariente de Francisco de Collantes, también de Joarilla, embarcado en 1538.
 
[Img #11823]
Después de una superficial lectura de los documentos que ilustran este momento histórico (el siglo XVI), intuimos que fue una época de grandes desconfianzas y traiciones. No es casual que en las expediciones se buscasen alianzas con los paisanos, vecinos de la comarca con quienes en la lejanía se estrechan los vínculos, hasta el punto de que diferentes linajes de la comarca confluyen en América.
Es también el momento en que Fray Bernardino de Sahagún se convierte, sin pretenderlo, en el padre de la antropología moderna, con su obra ‘Historia de las cosas de la Nueva España’. Por respeto a su memoria y por la consideración que todavía hoy mantienen los pueblos originarios de América Latina hacia su figura, consideramos inadecuado incluirle en este capítulo dedicado a quienes provocaron los excesos que Fray Bernardino combatió.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
3 Comentarios
Fecha: Martes, 8 de septiembre de 2015 a las 20:44
Quico
Mi ilustre amigo, pareciera que vd. me evitase, ya que cuando llego a Sahagún se acaba usted de marchar. Si le da apuro que le vean en Sahagún conmigo, podemos tomar una cerveza en Barcelona, o en Andorra, ni pa' ti ni pa´mi.
Fecha: Lunes, 7 de septiembre de 2015 a las 18:53
Javier Robles Ruiz
La de cosas que uno aprende. Felicidades por su buen trabajo. Y un abrazo muy grande, que ganas tengo de poder departir con Ud.
Fecha: Lunes, 7 de septiembre de 2015 a las 18:51
Javier Robles Ruiz
La de cosas que uno aprende. Felicidades por su buen trabajo. Y un abrazo muy grande, que ganas tengo de poder departir con Ud.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress