Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Luis Ángel Díez Lazo
Miércoles, 21 de octubre de 2015
Luis Ángel Díez Lazo

Castillo de Cea: en un cerro un zarrio

[Img #12044]
 
Antes de nada, empiezo por reconocer que es muy fácil por mi parte hacer la crítica que me dispongo a hacer a toro pasado, sin haberme atrevido antes a nadar contra una corriente que empezaba a ser muy fuerte y que ahora muestra los resultados. También quiero dejar muy claro mi respeto por la ‘Plataforma por la defensa del castillo de Cea’, mi admiración por la valentía, el tesón y la inteligencia demostrada en este asunto. Creo que han sido los únicos que, de buena fe, han luchado contra gigantes, sin esperar tajada del caso. 
Pero sentadas esas premisas, me dispongo a decir: “no es eso, no es eso”. Cegados en nuestro pueblo por el amor a nuestro castillo, nos hemos empeñado en mantenerlo erguido a toda costa. Cada piedra que se derrumba nos duele, nos alarma y produce en nosotros un miedo sordo por su desaparición. La cosa es que cada partido (opositor) ha prometido el oro y el moro, tirando con pólvora del rey y el de gobierno se ha sentido acosado por moscas cojoneras, que le ponían contra una pared imposible de sujetar y ha pretendido salvarse a manotazos. También han venido por aquí asociaciones variopintas en excursión reivindicativa, sin idea de qué hay que hacer, ni con qué dinero, pero con gran repercusión en los medios informativos provinciales. Otros se han creído que sujetar el castillo es posible sólo porque ‘las mozas con el moño lo están teniendo’ y cueste lo que cueste, trabajo, riesgos y, lo más importante, dinero, hay que hacerlo por mantenerlo en pie. Pues yo, que las he llamado ‘Piedras del Orgullo’, siento que nos han tomado el pelo, que se han reído de nosotros y que nos han dicho: “¿queréis castillo?, pues tomad castillo”. 
El Castillo de Cea lleva siglos cayéndose; llevamos siglos aprovechando sus piedras para muros y cimientos de casas y nadie se preocupaba. 
El castillo tiene seis siglos y se cae, pero no lo hemos entendido. Ni los de Cea, ni la plataforma, ni los periódicos, ni Promonumenta, ni la Junta, ni los partidos políticos. Nadie ha entendido, o no ha querido entender, que no se está cayendo el castillo, no, lo que se cae es el cerro que lo alberga, con la ‘ayuda’ del río. Y eso tendrá solución, pero… ¿cuál?, ¿cuánto cuesta?,,,
La cosa es que la Junta se siente acosada en época electoral y, héteme aquí, que en una comunidad en la que, ni todo su presupuesto alcanzaría para mantener el inmenso patrimonio que atesora, aparecen por arte de magia 146.273 euros. 
Eso en salarios mínimos son muchos, en pensiones medias son muchas, en alumbrado para pueblos da para algunos, más de un bache se podría arreglar con ello, alguna escuela de pueblo se podría mantener… en fin. 
En mi pueblo, en la vida la vimos más gorda. Pero yo pregunto: ¿de qué partida presupuestaria han salido esos cuartos?, ¿por qué esa cantidad que acaba en 3 euros y no otra?, ¿en base a qué se dota esa cantidad?... 
Dicen que vinieron por aquí unos tipos de la Junta y decidieron qué hacer, después de una evaluación técnica, y lo dijeron lo suficientemente embrollado para que no lo entendamos los de la boina. El Procurador del Común señaló la obligación de la Junta de atender al bien independientemente de su titularidad y en cuatro días apareció por aquí una empresa que con una grúa montó otra grúa y llenó el castillo de andamios. “Qué rapidez”, pensamos todos. Hasta yo me ilusioné. Repregunto: ¿alguien ha hecho un proyecto de obra?, ¿se ha sacado a concurso la obra para que las empresas puedan competir entre ellas?, ¿se ha presentado el supuesto proyecto de obra al Ayuntamiento de Cea para solicitar la licencia de obra?, ¿se ha concedido?, ¿hay algún responsable, al menos político de ésta ñapa?...
Y vuelvo a preguntar: Con esta pasta gansa y esta obra ¿pretendemos salvar el castillo?, ¿para qué?, ¿vamos a crear un entorno y publicitarlo para recibir visitas, que además se tomen unas cañas en los bares?, ¿vamos a aprovechar el edificio?, ¿haremos en él un museo?, ¿un archivo quizá?, ¿un centro de interpretación de las andanzas de Doña Urraca?...
Oye, que la Junta se ha gastado una pasta y ¿sólo para que lo veamos?
Nada de eso podremos hacer, porque la obra no se puede estropear. Ha llegado al nivel, por lo menos, del Ecce Homo de Borja. ¡Qué chapuza!. Ñapa, adefesio, cancarrio, corcusido, emplasto. El diccionario de sinónimos no me alcanza. Y un buen día desaparecen las grúas y los andamios y nos dejan como a la víctima del eyaculador precoz, con cara de “¿ya?”.
Nuestra joya cosida a lanzazos, agujeros por todas partes, hierros a diestro y siniestro, invitación a que los chiguitos hagan malabarismos y termine alguno volando hasta el río y dentro de cuatro días la prohibición del acceso por seguridad, ¡al tiempo!. ¿No hubiera sido mejor acompañarle en sus últimos días hasta que sus piedras terminen en el lecho del Cea?.
¿Por qué no le hemos permitido una muerte digna?. Antes teníamos un castillo en el pueblo, ahora tenemos en un cerro un zarrio.
 
[Img #12045]
Noticias relacionadas
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
19 Comentarios
Fecha: Viernes, 20 de noviembre de 2015 a las 17:35
Andrea
Magnífico artículo Luis Angel. Algo de razón debes tener si a tantos escuece lo que dices. Yo todavía tengo mucho que aprender, supongo que es esa falta de conocimiento y experiencia, lo que hace que no vea en lo que dices nada de lo que comentan aquí el resto de expertos en el tema. Sin embargo entiendo tu decepción, y supongo que es una enfermedad de los románticos que prefiramos contemplar con nostálgia como mueren las ruinas que amamos, a verlas deformadas entre hierros.
Fecha: Jueves, 5 de noviembre de 2015 a las 02:58
Aníbal
Y ese hecho se dejó bien claro en la memoria técnica que presentamos ante la Junta bajo Promonumenta y Por la Defensa del Castillo de Cea (sin entrar a valorar el trabajo que han hecho después), la cual le recriminamos no haberse leído (al igual que usted los comentarios de líneas abajo), como mínimo, antes de escribir ningún artículo. No hace falta ser un experto para darse cuenta de que la acción erosiva del río es el principal enemigo ni tener que recurrir a medios de comunicación locales para mostrar disconformidad o buscar notoriedad, se mire por donde se mire.
Fecha: Miércoles, 4 de noviembre de 2015 a las 20:25
agustin
No creo que el propósito del articulista sea darse notoriedad. Yo más bien creo que aporta un hecho irrefutable: lo que se cae es el cerro con la ayuda del río.
Fecha: Lunes, 2 de noviembre de 2015 a las 01:19
Aníbal
Agustín, cuando alguien se ampara en el trabajo de los demás para darse notoriedad, los aromas alcanzan una nueva dimensión.
Fecha: Jueves, 29 de octubre de 2015 a las 22:02
agustin
Podrá usted discrepar con la opinión del articulista pero no creo que "su artículo huela mal se mire por donde se mire". Es tan respetable como el suyo
Fecha: Miércoles, 28 de octubre de 2015 a las 15:20
Lorena
si usted piensa que mi comentario lo realizo amparándome en el anonimato Yo, Lorena Álvarez Menéndez soy la Lorena geóloga que le contesto el otro día y se prestó voluntariamente y desinteresadamente (no se puede decir lo mismo de usted Señor Diez Lazo, ya que su artículo huele mal se mire por donde se mire). Así que si desea contestarme por favor hágalo dirigiéndose a mi con nombre y apellidos.
Fecha: Martes, 27 de octubre de 2015 a las 00:21
Laberintario
Con esos cuartos, la obra ejecutada me parece bastante razonable. Eso sí, hubiera preferido ver una parte dedicada a investigar y documentar el castillo... ¡y a publicar resultados!

También hubiera saludado una asignación más modesta que continuara la investigación de yacimientos (algunos en peligro de destrucción) en Cea y su entorno.

Afortunadamente ya no vivimos en tierra de frontera ni de guerra. Tenemos mucho que ver con el castillo, sus defensores y su historia; pero también tenemos que ver con muchos antepasados que alrededor se ganaban la vida, y de quienes conocemos tan poco.
Fecha: Lunes, 26 de octubre de 2015 a las 10:32
Lidia Panaderina
si "Castillo" quizás "todos" los que pensáis así, no hubierais merecido que hicieran lo que "HAN" "HECHO" de momento, con esos cuartos, ni con esa inversión en el pueblo, pero te aseguro que otros muchos SI creemos que el Patrimonio de nuestros pueblos merece esto y mas, y mi cordial enhorabuena a todos los que han conseguido que este emblema leonés muera en el total abandono de todos los que deberían guardarlo y custodiarlo.

Fecha: Domingo, 25 de octubre de 2015 a las 23:51
Castillo
La verdad que todos pensamos que con esos cuartos daría para algo más que lo que an echo...
Fecha: Jueves, 22 de octubre de 2015 a las 15:51
Maria
Asi nos va en esta nuestra querida tierra... tierra de muchas virtudes pero con un gran defecto el cainismo de ciertas lenguas que se creen en propiedad de opinar por encima de todo, dejando en evidencia su total ignorancia y una autentica falta de consideración y respeto por todas y cada una de las personas implicadas en esta tarea altruista, incluidos los 120 socios de esa Asociación "variopinta" que ese día visitaron las pocas piedras del Castillo preocupándose por la Historia de su pueblo, Historia que seguramente usted desconozca como así nos ha demostrado sobradamente en su misiva
Fecha: Jueves, 22 de octubre de 2015 a las 12:04
Motri
Totalmente de acuerdo con Javier es una pena que la gente no valore más su patrimonio y lo que no da trigo....enhorabuena y adelante hasta conseguir su plena recuperacion.
Fecha: Jueves, 22 de octubre de 2015 a las 00:11
Javier
...Olvídese de partidos políticos señor que aquí se esta hablando del Castillo y evitar su derrumbe, no de quien es mejor o peor.
No soy de Cea, pero si me gusta su castillo y me parece muy triste que una persona que es del pueblo piense así.
Cea no es Cea sin su castillo, y no me imagino ir al campo-río y no ver este "Zarrio" (como usted lo llama) alzado en el cerro.
MEJOR UN "ZARRIO" EN EL CERRO QUE UN "ZARRIO" EN EL RÍO.
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 23:59
Javier
... Por otro lado alude usted a la posibilidad de que los chiguitos hagan malabares por los hierros y acaben en el río, y el peligro que ello conlleva, pero si entramos en hipótesis o casualidades yo le pregunto: No era un riesgo también que una parte se desprendiera y pudiera herir a alguien que se encontrase a los pies del castillo?
Créame si le digo que los chiguitos seguirán haciendo malabares en el castillo, con o sin hierros, se lo digo porque no hace mucho yo lo hice.
(continua)
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 23:52
Javier
Es cierto que esta intervención llega tarde, que el castillo sigue en peligro, pero como dice Lorena: "Por algo se empieza" y ni usted ni yo sabemos si esta intervención en un futuro podrá atraer gente o no, el tiempo lo dirá. Lo que esta claro es que se a dado un paso adelante en su conservación.

En cuanto a lo que compete al Ayuntamiento de Cea le puedo decir que si que se presento una memoria, la cual se aprobó, el resto de sus interrogantes, no puedo responderlos ya que no dependía de este. (Continua)
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 17:21
Lorena
No puedo estar mas disconforme con lo que dice Señor Diez Lazo, porque la poca razón que pueda tener la pierde acusando ,con oportunismo aprovechado, a quienes han intentado evitar, con muy poca ayuda por cierto, el derrumbe del icono de su pueblo. Si todo el mundo actuará como usted esta haciendo, amparándose tras la cobarde coraza de la crisis, nadie podría disfrutar del maravilloso patrimonio de León, y créame nadie iría s visitarlo... Por algo se empieza caballero, aunque no de brillante armadura, despidase de su escudero político que no hace mas que estorbar en esta contienda. Geologa.
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 15:11
Aníbal
Bajo esa premisa suya tan superflua nuestro patrimonio languidece, bajo esa premisa de que nada merece una segunda oportunidad, bajo esa premisa de la ruina romántica casposa... Le animo a como efectivamente señala al inicio del texto, abandonar la crítica fácil y desinformada y subirse al barco de los que de verdad luchan, muchos de ellos vecinos suyos que prefieren el anonimato. Insisto, yo tampoco estoy de acuerdo en muchas cosas, pero es un comienzo y hay que seguir peleando o al menos, haciendo crítica constructiva desde la técnica, no desde la pluma. Un saludo.
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 15:03
Aníbal
Es por ello que le recomiendo nuevamente que se documente medianamente antes de redactar ya sea en un diario local o nacional. Le vuelvo a repetir que en el modus operandi de la Junta no está el principal problema... Solicitar el desvío del cauce del río sí que sería una solución a largo plazo tal como planteamos pero no es una cuestión de la Junta, sino de otros poderes que parecen opinar como usted, porque total, ¿para qué destinar fondos en poner en valor algo que se va a caer, verdad?
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 14:58
Aníbal
...Sin entrar a valorar el trabajo de la Junta (muy discutible y según veo acercamos posturas en ese punto), efectivamente la causa principal del estado actual de ruina de la estructura es su propio sustento, el cerro o más bien dicho la peligrosa erosión que el río ejerce directamente sobre él. Como profesionales que somos, esto ha sido tanto en el informe como en nuestros comentarios siempre el primer punto de actuación, sin necesidad de que nadie nos lo recuerde puesto que es algo que se observa a simple vista, ya sea el espectador arquitecto o policía nacional. (Continua)
Fecha: Miércoles, 21 de octubre de 2015 a las 14:51
Aníbal
Estimado Luis Ángel, soy Aníbal González-Arintero, arqueólogo y miembro de Promonumenta y la Plataforma por la Defensa del Castillo de Cea, autor del informe arqueológico que acompaña a la memoria técnica redactada conjuntamente por un arquitecto y una geóloga de experiencia contrastada.
Redacto estas líneas para mostrar mi sorpresa y a la vez indignación por las líneas con las que aqui nos obsequia, que no son fruto sino de su total ignorancia.
Ignorancia porque demuestra claramente no haber tenido acceso (ni seguramente haberlo pretendido siquiera) al informe al cual le remito (continua)

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress