Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Camino de Santiago
Redacción
Miércoles, 5 de octubre de 2016
El reto de Oliver y Juan Luis

“No podemos prometer que conseguiremos el objetivo de llegar a Santiago, lo que sí tenemos claro es que no fallaremos a nuestro lema de mirar siempre hacia delante”.

[Img #14135]
 
Todo gran viaje comienza con un pequeño paso. Ellos ya lo han dado y, de momento, han conseguido llegar a Sahagún, la mitad de su aventura, que no es otra, que recorrer el Camino de Santiago para hacer visibles los problemas a los que se enfrentan las personas con discapacidad y “hacer de este mundo un lugar más confortable para todas las personas, independientemente de sus capacidades”.
Ellos son los hermanos Oliver y Juan Luis Marfil, éste último, de veinte años de edad y con un  96% de discapacidad provocada por una parálisis cerebral. 
Uno de los propósitos de su proyecto es mostrar al mundo la realidad a la que se enfrentan día a día todas las personas con discapacidad y movilidad reducida. Para ello, recorrerán los casi 800 kilómetros de Camino Francés siguiendo la ruta tradicional, compartiendo su aventura junto a los miles de peregrinos.
“Otros valientes ya se han aventurado a hacer el Camino de Santiago en silla de ruedas, pero la falta de accesibilidad en algunos tramos impedía su avance normal junto al resto de peregrinos, obligándoles a tomar rutas alternativas por carretera”.
Las personas con discapacidad se enfrentan cada día a incontables obstáculos, ven ignoradas gran parte de sus necesidades y luchan constantemente por adaptarse a una sociedad que, muchas veces, mira para otro lado. “Por eso grabaremos todo el recorrido en vídeo: para que podáis ver y compartir con nosotros el sufrimiento y la indescriptible alegría de cada dificultad superada”.
Ni Oliver ni su hermano son grandes caminantes (confiesan) por lo que el reto para ambos es todavía mayor. "A través de los vídeos que vamos publicando quien quiera puede ver cómo va evolucionando el viaje. Queremos mostrar cómo dos personas nada deportistas -y con los problemas de Juan Luis- podemos vencer esas barreras mentales y esos miedos a la hora de hacer un proyecto y nos lanzamos para demostrar que se puede conseguir", cuenta Oliver
Su marcha, además, está sirviendo para recaudar fondos a favor de la asociación andaluza La ciudad Accesible, que pretende poner en valor y hacer accesible las rutas de senderismo por toda España. Esta entidad, con sede en Granada (los jóvenes proceden de allí), abandera la lucha por mejorar la calidad de vida de las personas con discapacidad y el fomento de la accesibilidad universal.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress