Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juanda R. R.
Lunes, 6 de febrero de 2017
Se investiga la autoría

Arde la vegetación de una de las dos lagunas de San Miguel de Montañán catalogadas de interés especial

[Img #14773]
 
El pasado dos de febrero se celebró el Día Mundial de los Humedales para destacar que estos espacios naturales son ecosistemas con gran diversidad biológica, reguladores del ciclo del agua y del clima, generadores de recursos hídricos para abastecimiento de agua dulce e importante refugio de vida silvestre. Pues el dos de febrero ya habían quemado completamente, con total impunidad, la vegetación de la Laguna Vallejos, que junto con Llagán (o Villagán), forman el conjunto de humedales ubicados en el campo de San Miguel de Montañán, del Ayuntamiento de Joarilla de las Matas. Se trata de dos humedales incluidos por la Junta de Castilla y León en el Catálogo de Zonas Húmedas de Castilla y León.
Esa catalogación decretada en 1993 no es en vano, pues tanto la laguna Vallejos ahora negra de ceniza como su ‘hermana’ Llagán, han sido consideradas de interés especial, junto con otros 37 humedales de la provincia de León, por su alto valor ecológico y por contribuir al sostenimiento de la flora y de la fauna, especialmente aves migratorias. Allí anidan, crían y se alimentan ánades reales (pato azulón), avefrías, fochas, aguiluchos laguneros, entre otras especies. La Laguna Llagán tiene hasta una caseta de observación de aves financiada desde el Grupo de Acción Local –Adescas-.
La laguna Vallejos, denominada así por el topónimo de la zona como se conoce en San Miguel, tiene forma circular-ovalada, posee una superficie de 3,6 hectáreas y actualmente permanecía seca por efecto de la sequía, si bien cada año suele cargarse de una película de agua por efectos de las lluvias y las escorrentías. La vegetación estaba compuesta por carrizales y por hierba alta que, fruto del viento de las últimas semanas y de lo reseco de las plantas, hizo que ardiera en un tiempo récord y de forma prácticamente total.
La última semana de enero ardió este bello e interesante humedal situado a escasos 100 metros de la carretera entre San Miguel y Villeza, algo que la hace más vulnerable si cabe, un ‘mecherazo’ que no tiene demasiado sentido como lo podía tenerlo hace varias décadas cuando los pastores la quemaban para que el ganado tuviera pasto fresco para la primavera. Y es que entre las prohibiciones del decreto de protección de la Junta de Castilla y León se incluye las labores de pastoreo, además de la caza, de efectuar vertidos de ningún tipo y menos aún de desecarla.
Fuentes del Ayuntamiento de Joarilla de las Matas han declinado realizar declaraciones sobre lo sucedido. En cambio, desde la oficina de Medio Ambiente de Sahagún han confirmado a Sahagún Digital que desde que tuvieron conocimiento de este atentado ambiental se está investigando para dar con el autor o autores del fuego, sin entrar a dar más detalles del momento de dicha investigación. Sí que confirmaron que el pasado 15 de enero se realizó una acción de avistamiento de aves en esta laguna y su estado era el habitual, con lo que el fuego tuvo lugar a partir de esa fecha.
Un informe realizado por el Instituto Tecnológico Geominero de España (ITGE) en 1989 pone de manifiesto el interés natural de estas dos lagunas plantadas sobre ‘raños’ de la zona del sureste de la provincia de León y proponen para preservarla “que se conserve en su estado actual”.
Un desaprensivo el que prendió fuego a la vegetación de esta bonita laguna que no gana absolutamente nada con dejarla calcinada y que deja un dolor en la mirada de quien la observa totalmente negra desde la atalaya de la carretera.
 
Conservación del avetoro
El Proyecto Botaurus pretende contribuir a la conservación del avetoro (Botaurus stellaris) en la cuenca del río Duero, principalmente en Castilla y León, incrementando y mejorando el conocimiento sobre la situación de la especie, mediante la identificación de los enclaves más importantes, con desarrollo de acciones piloto de gestión en varios humedales de mayor valor para esta ave, en concreto en el sureste leonés, en Laguna Grande de Bercianos del Real Camino, las de Vallejos y Llagán de Joarilla de las Matas y la Laguna Grande Grajalejo de las Matas. El avetoro, denominado así por su canto que asemeja al bramido de un toro, al igual que otras acuáticas y aves del entorno, acaban de perder el refugio y zona de nidificación de la laguna Vallejos, por la acción incomprensible de un pirómano. Ojalá que se pueda identificar al autor y que pague por ello. 
[Img #14772]
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 6 de febrero de 2017 a las 23:32
Aaa Del monte
En fin el cuento de siempre y la endemica ---- mania de quemarlo todo por todos lados se ven regueras y tierras quemadas y como de un deporte nacional se tratase. Hasta que un dia se prepare y se queme parte de nuestros bosques o tal vez alguna vivienda en fin el cuento de siempre y la gente de siempre que no evoluciona y no cree en lo que no da trigo cuando puede darlo .

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress