Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Campo
Redacción
Lunes, 19 de junio de 2017
Según un informe de Asaja

El inicio de la cosecha confirma los peores pronósticos para el campo regional

De sur a norte, las cosechadoras han empezado un año más a recorrer Castilla y León, y la recolección se ha iniciado en todas las provincias, principalmente en la superficie de cebada. Pero esta campaña es muy diferente, primero porque la cosecha se ha adelantado respecto a las fechas habituales; y segundo porque con las máquinas ya en campo, se confirman los peores pronósticos sobre el desplome de producción en la comunidad autónoma.
Aunque es pronto para concretar las cifras, todo apunta a que en Castilla y León se recogerá menos de tres millones de toneladas, un tercio de lo que se recogió el año pasado. Se suma así la de 2017 a la tristemente recordada cosecha de 1992. Ambas son ya las peores cosechas registradas en Castilla y León en el último cuarto de siglo, por debajo de los tres millones de toneladas.
A continuación de la de 1992 y la de este año 2017, se sumarían como malas cosechas las de 2001, 2009 y 2005. Por el contrario, la mejor cosecha de estos 25 años fue la de 2008, año en el que se recogieron 9,3 millones de kilos de cereal, seguidas por la del año 2000, 2016, 2007 y 1993. La media de este periodo de 25 años supera en todo caso los seis millones de toneladas. Curiosamente, ni la mejor ni la peor cosecha de Castilla y León de estos 25 años coinciden con los resultados nacionales: el récord nacional fue en 2013, seguida por la del año 2000 y la de 2016, y la más nefasta para el país en su conjunto fue la de 1995, seguida por 2005 y 1992.
A día de hoy, el secano de Castilla y León podría dividirse en tres partes. De las cerca de dos millones de hectáreas sembradas, unas 650.000 estarían esquilmadas, y ofrecerían resultados de miseria, entre cero y 500 kilos por hectárea; otro tercio estaría entre los 500 y 1.200 kilos, y el tercio restante rondaría los 2.000 kilos. En resumen, toda la comunidad autónoma está afectada, en mayor o menor medida, y los rendimientos serán una tercera parte de la media. Asaja, uno de los principales sindicatos agrícolas, cifra las pérdidas económicas, entre sequía y heladas, en más de 1.500 millones de euros.
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2017 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress