Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Redacción
Martes, 10 de octubre de 2017
Vía CL-613

Comienzan a funcionar los radares de tramo de la carretera entre Palencia y Sahagún

[Img #16108]

 

El próximo lunes, 16 de octubre, Tráfico activará los radares de tramo instalados en la carretera CL-615, que comunica Palencia, Carrión de los Condes y Guardo, y los de la carretera CL-613, que comunica Palencia con la provincia de León a través de Grajal de Campos y  Sahagún. No obstante, desde ese momento y hasta el domingo 22 de octubre, los radares únicamente funcionarán en modo de prueba, por lo que Tráfico se limitará a enviar una carta de advertencia a los titulares de los vehículos que, conforme a las mediciones de dichos radares de tramo, hayan infringido los límites de velocidad.

Sin embargo, durante la próxima semana la Guardia Civil y el helicóptero Pegasus podrán continuar realizando sus propios controles de velocidad sobre las citadas carreteras con plenos efectos sancionadores. La semana de pruebas servirá para comprobar el correcto funcionamiento de los radares, y para que todos los conductores se acostumbren a un respeto constante de los límites de velocidad.

A partir del lunes 23 de octubre, estos radares de tramo comenzarán ya a enviar las infracciones detectadas al Centro de Tratamiento de Denuncias Automatizadas con sede en León (Centro Estrada), que iniciará los correspondientes procedimientos sancionadores.

El Centro Español de Metrología, organismo autónomo del Ministerio de Industria, ha certificado la precisión y la fiabilidad de estos cinemómetros de tramo a fin de que puedan denunciar, con plenos efectos legales, todas las infracciones detectadas.

Un cinemómetro de tramo es un sistema que controla la velocidad media de circulación a lo largo de dos puntos, distantes entre sí, pertenecientes a una misma carretera.

En el inicio de cada tramo una cámara de visión con capacidad para leer las matrículas registra la hora exacta de entrada del vehículo y le realiza un fotograma. Al salir del tramo, otra cámara sincronizada con la anterior realiza la misma operación y el sistema calcula de inmediato la velocidad media de circulación de cada vehículo a lo largo de todo el tramo controlado.

Las cámaras de estos dispositivos disponen de rayos infrarrojos, por lo que pueden funcionar tanto de día como de noche.

Si, tras aplicar un margen de tolerancia, la velocidad media de circulación de un vehículo dentro del tramo es superior a la velocidad máxima permitida a ese vehículo en el mismo tramo, el sistema informático enviará al Centro Estrada de León dos fotogramas y un informe para que decida la posible iniciación del procedimiento sancionador.

Este sistema de control de la velocidad distingue cada tipo de vehículo, por lo que conoce su límite específico de velocidad a efectos de formularle la denuncia que, en cada caso, pueda corresponderle a su conductor.

Si el exceso de velocidad cometido conlleva la pérdida de puntos, el Centro Estrada remitirá una notificación al titular del vehículo para que identifique verazmente al conductor responsable del exceso de velocidad con su nombre, apellidos y número de DNI. Una vez identificado el conductor responsable, el Centro Estrada le iniciará a dicho conductor el procedimiento sancionador por su exceso de velocidad.

Si el titular del vehículo no identifica en plazo y de forma precisa al conductor, el Centro Estrada le impondrá al titular del vehículo una sanción por no haber cumplido con su deber de identificar al conductor. La cuantía de la multa por este incumplimiento es el triple de la sanción originaria prevista por el exceso de velocidad detectado. Además, la sanción por no identificar al conductor responsable de un exceso de velocidad carece del derecho a un descuento del 50% por pronto pago.

Si el exceso de velocidad detectado no conlleva pérdida de puntos, el Centro Estrada le ofrecerá al titular del vehículo la posibilidad de abonar, directamente y sin más trámite, la sanción económica que le corresponda.

 El Centro Estrada también verificará de forma automática la vigencia de la ITV de los vehículos que hayan infringido los límites de velocidad e iniciará un procedimiento sancionador específico contra los titulares de aquellos vehículos que tengan su ITV caducada.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress