Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Campo
Juanda Rodríguez / Agencias
Miércoles, 29 de noviembre de 2017
Eficaz, barato, pero ‘probable cancerígeno’

El glifosato, autorizado por otros cinco años en Europa

[Img #16411]

 

Los países de la Unión Europea acordaron el 27 de noviembre, tras dos años de intensos debates, autorizar por otros cinco años más el uso del glifosato, un controvertido herbicida acusado de ser nocivo para la salud.

Este herbicida se ha convertido en una cuestión de salud pública, pero también política, desde que en mayo de 2015 el Centro Internacional de Investigaciones sobre el Cáncer, que depende de la OMS, lo calificó como ‘probable cancerígeno’.

Fueron 18 los países que apoyaron la propuesta de la comisión, frente a los 14 de una primera votación, lo que permitió superar el umbral del 65% de la población del bloque, necesario para que la propuesta pudiera prosperar. Entre los nueve países que dijeron “no” al glifosato están Francia y Luxemburgo. Alemania, que el nueve de noviembre se abstuvo, votó esta vez a favor, una decisión que influyó a otros países. El Ejecutivo europeo defiende su posición a favor de la renovación por el informe favorable de sus agencias de control de la seguridad alimentaria (EFSA) y de productos químicos (ECHA). Ambas decidieron no clasificar el glifosato como cancerígeno basándose en varios estudios.

La renovación desató una ola de críticas de las oenegés y organizaciones ecologistas europeas al entender que otros cinco años más de glifosato pondrán la salud en peligro, además del retroceso en los métodos agrícolas más sostenibles.

Detrás de la fabricación y la comercialización mayoritaria del glifosato está la todopoderosa multinacional Monsanto que maneja un monopolio mundial de abonos, semillas y de fitosanitarios. Las presiones económicas del gigante químico son más que evidentes.

Mientras tanto, una petición formal reclamando la desaparición progresiva del glifosato en la UE ya ha reunido más de un millón de firmas en todos los países miembros. La Comisión tiene la obligación de responder a esta petición en los próximos meses.

 

 

[Img #16412]Por el contrario, el principal sindicato de agricultores europeo, Copa-Cogeca, se felicitó del voto, pero esperaba una autorización del herbicida no de cinco, sino de 15 años. El glifosato es muy popular entre los agricultores por su eficacia como herbicida, pero también por su bajo precio. La mayoría de los agricultores que utilizan el glifosato para luchar contra las malas hierbas que nacen en sus cultivos celebran que no se haya prohibido el herbicida más popular, pues aunque hace años que los efectos del químico se han visto rebajados, temían que su prohibición dejara el mercado sin un producto alternativo que aplicar en primavera. Los agricultores no pueden dejar de ser competitivos.

Como producto sistémico, el glifosato penetra en las hojas de la hierba a través de la savia hasta la extremidad de las raíces más profundas. Este herbicida no se puede aplicar para prevenir el nacimiento de las malas hierbas, sino que su principio activo lo que hace es secar las ya nacidas.

La polémica es mucho más extensa, va mucho más allá de las prácticas agrícolas respetuosas con el medio ambiente, pues el glifosato sigue siendo el herbicida más usado en la UE porque es barato y eficaz. Se usa en jardinería, en las vías de tren, lindes de caminos y en las ciudades para evitar el crecimiento desmedido de maleza en las aceras o parques públicos. En la pasada  primavera, los ayuntamientos de varias ciudades españolas, como Madrid o Barcelona, anunciaron su intención de eliminarlo en parques y jardines municipales.

Aunque el herbicida desaparece pronto del medioambiente -tarda poco más de 20 días en descomponerse en moléculas inocuas- el exceso de uso está teniendo efectos negativos. Los herbicidas acaban con plantas que son fuente de alimento para especies beneficiosas para el ser humano, como los polinizadores, y para los depredadores que atacan a las plagas que afectan a los cultivos. Se podría decir que la merma de abejas (apicultura) puede estar relacionado directamente con el uso excesivo del glifosato, que se sumaría a otros plaguicidas o fitosanitarios que afectan a este insecto social.

¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
5 Comentarios
Fecha: Domingo, 3 de diciembre de 2017 a las 11:33
Manolo
Christina Lagarde: los ancianos viven demasiado y es un riesgo ...Para la economía global, tenemos que hacer algo YA...Y el Parlamento Europeo,tan feliz y contento porque dentro de ese Parlamento están todos los representantes y servidores del sistema explotador capitalista y ademas muy bien remunerado ,al mismo tiempo que nos recortan nuestros derechos a vivir con dignidad.Esta es la Europa que no esperábamos.
Fecha: Sábado, 2 de diciembre de 2017 a las 21:58
Juan Giraldo
Monsanto y otras multinacionales son quienes verdaderamente gobiernan en Europa. Ante el beneficio económico no hay derecho a la salud que valga. Ya lo dijo una comisaria europea somos demasiados, la gente vive excesivamente, sobran viejos.
Fecha: Viernes, 1 de diciembre de 2017 a las 17:18
Manolo
Los Eurodiputados.Piensan que es totalmente razonable que una empresa con miles de millones en recursos, pueden hacer y deshacer a su antojo.Eso es lo que me preocupa a mi, que las empresas tengan mas derechos que los ciudadanos.Pero claro, es mejor cobrar 8484€ + dietas, por no hacer, y a esperar la puerta giratoria.
Fecha: Jueves, 30 de noviembre de 2017 a las 23:00
TERESA
Realmente no se a que se dedican en la UE.Supongo que además de debatir las cuestiones que afectan a la totalidad de la Unión Europea deben estudiar a fondo los temas para poder hablar con conocimiento de causa y mucho me temo que en este caso no se ha mirado por la salud de los que integramos dicha Unión.Han favorecido otros intereses.
Fecha: Miércoles, 29 de noviembre de 2017 a las 12:31
Reverendo
La naturaleza es infinitamente más sabia que la codicia humana, y más nos vale imitarla y aprender de ella que de los iluminados y todos sus secuaces.30 mil médicos pidieron la prohibición del uso del herbicida por considerarlo altamente tóxico y causante de malformaciones y cáncer.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress