Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Juventud
Sahagún Digital
Miércoles, 29 de noviembre de 2017
Violencia de género

“Nos enseñan a defendernos de los ataques, pero es más fácil aprender a querer bien que aprender a defenderse”

[Img #16418]
 
El Ayuntamiento de Sahagún, a través del área de Vigilancia y dirigidos por el agente Sergio Cuevas Saldaña, está organizando este mes en el Instituto de Educación Secundaria una serie de encuentros para tratar la violencia de género en la juventud, conocer el origen de esta lacra, cómo se manifiesta y cómo se puede llegar a erradicar… 
 
SAHAGÚN DIGITAL: Dan las nueve, abres la puerta del aula, entras, saludas, y dices que vas a hablar sobre violencia de género… ¿qué es lo primero que percibes? 
SERGIO CUEVAS SALDAÑA: Lo primero que percibo es ilusión. Que entre por la puerta alguien distinto a sus profesores, a los que ven cada día, ya es un punto a favor. Sacarles de la rutina es bueno para ellos. Cuando entro ya saben de qué va todo, pues el centro educativo está muy concienciado con la prevención. Con todo esto, es muy fácil que, de inicio, te presten mucha atención.
 
SD: Se lleva tiempo advirtiendo que hay más machismo en las aulas del siglo XXI que en las de hace treinta años, cuando los progenitores de los que hoy son estudiantes iban al colegio. Tu estudiaste en el instituto de Sahagún… ¿está ocurriendo?, ¿hay un ambiente menos igualitario que en los noventa? 
SCS: Yo estudié en esas aulas y nunca percibí ese machismo rancio que hay ahora. Es paradójico que con las nuevas tecnologías hayan vuelto los viejos machismos. La juventud de ahora se ‘ciberrelaciona’, lo que implica que los vínculos son más fríos, menos empáticos y, además, resulte mucho más fácil hacer daño. No conocen, por ejemplo, los riesgos que el mal y excesivo uso de las Redes Sociales provocan. Creo que la juventud de ahora no está siendo educada en el machismo, pero tampoco se les educa en la igualdad. Y aprender de lo que se ve en las Redes Sociales es muy peligroso.
 
SD: Este mes se publicó el Barómetro 2017 del ProyectoScopio, elaborado por el Centro Reina Sofía sobre Adolescencia y Juventud. En éste se afirma que uno de cada cuatro jóvenes de entre 15 y 29 años cree que la violencia machista es "una conducta normal" en el seno de una pareja… ¿Qué ha ocurrido para que, de pronto, el ritmo de la igualdad esté frenando y regresen ‘viejos fantasmas’? 
SCS: Ha ocurrido que las Nuevas Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC) han dado pie a otras ‘nuevas tecnologías del machismo’ que antes no existían y que todavía no se contemplan como conductas preocupantes. Son nuevas. 
 
 
[Img #16417]
SD: Un ejemplo…
SCS: Los jóvenes no comprenden que el control a través de las Redes es una de las acciones más sibilinas de machismo. Un ejemplo es el WhatsApp. Un novio que envía todos los días a la misma hora un mensaje a su chica con el único fin de saber dónde está, cómo va vestida y calcular el tiempo que tarda en contestar. Pasar de esa habitualidad al control férreo es muy fácil. Este ejemplo llega muy bien al alumnado. Esas nuevas conductas no se ven como machistas, sino como muestras de amor. Y lo que hay que hacer ver a la juventud es que nadie es posesión de nadie. El machista querrá controlar a su pareja y ella lo verá normal.
 
SD: Aunque la mayoría lo ve como “un problema social muy grave”, el mismo informe dice que el 21,2% de los jóvenes considera la violencia machista un tema politizado que se exagera. Casi un siete por ciento cree que es un “problema inevitable” ya que, aunque esté mal, siempre ha existido… ¿Qué puedes decir sobre esto?
SCS: No es un tema politizado, o por lo menos eso es lo que percibo en las aulas de Sahagún. Una de las primeras preguntas que hago es si conocen el tema y si lo ven raro o habitual. Las respuestas son diferentes y tienen mucho que ver con la formación previa. No se habla de la misma forma si es la primera vez que participan en un encuentro para tratar la violencia de género o es un tema que no han abordado antes ni en las aulas ni en casa. Hay de todo.
 
 

 

SD: Por la mañana charla sobre igualdad y, por la noche, música, televisión, redes, radio… El Instituto de la Mujer y para la Igualdad de Oportunidades (IMIO) considera que programas como algunos ‘realities’ son "un caldo de cultivo para la violencia machista”… En los mismos términos se habla sobre concursos, youtubers, cantantes, series… ¿sirve de algo la educación en las aulas si en la ‘jungla’ vale todo?
SCS: Las jornadas en Secundaria son de tres horas con cada curso. Durante esas tres horas les explico qué es la violencia de género, quiénes intervienen, por qué sucede, cómo sucede… todo ello a través de vídeos, juegos y canciones. La última de las sesiones es más ‘light’ y, en ella, les explico a través de las canciones de hoy cómo nos meten en la cabeza, sin querer, ideas machistas. No sólo pongo reggaetón, ya que hay canciones pop o rock que son tremendas. Los programas de la televisión son muy dañinos, pero si se hacen es porque tienen espectadores. Y ahí los padres y madres tienen mucho que decir. Vuelvo a insistir en el buen uso y proporcionado de las Redes Sociales y de la televisión. Hay una escena sobre estereotipos y roles de género muy buena de la famosa serie ‘Friends’ que suelo poner en las charlas y, cuando la veo, siempre recuerdo lo que me reía con ella, pero no caía en lo que me enseñaba por detrás, en ese mensaje escondido que tenía.
 
SD: ¿Está fallando el sistema?
SCS: Creo que falla la poca prioridad que se le da a la prevención, no porque no se crea que no sirve para nada, sino porque siempre sale algún otro tema ‘más’ importante. Se habló mucho del Pacto de Estado contra la Violencia de Género, pero el tema catalán ha copado tanto la prioridad política que las víctimas mortales que ha habido desde su aprobación han pasado por los medios sin pena ni gloria. Y eso es muy triste. La pereza que da educar en la igualdad es un punto muy negativo. Y sobre todo enseñar a amar. Nos enseñan a defendernos de los ataques, pero no nos enseñan a querer bien, y creo que es mucho más fácil aprender a querer que aprender a defenderse.
 
 
[Img #16416]
SAHAGÚN DIGITAL: ¿Hay factores que condicionan? 
SCS: La violencia de género no entiende ni de edad, ni de sexos, ni de nacionalidades. El problema está en la autoestima, lo mucho o poco que nos queremos. Hay personas con poder económico que son dependientes emocionales de otras personas, que creen que necesitan tener una ‘media naranja’ para ser personas completas, realizadas. Conocer nuestras virtudes y nuestros defectos y que no nos importe lo que opinen de ellos, nos hará más fuertes y no dejaremos que nadie nos diga lo que tenemos que ser, cómo tenemos que ser o cómo tenemos que vestirnos. En casa puede haber personas que han sido educadas en el machismo. Siguen viviendo mujeres y hombres que fueron educados en la escuela con las “11 reglas de la buena esposa”, que prefiero no mencionar.
 
SD: ¿Qué herramientas necesita un educador para, al menos, intentar frenar el machismo en las aulas? 
SCS: La educación. Vivimos en una sociedad androcentrista. No hay más que leer un libro de texto de literatura o historia y ver cuántas referencias hay a las mujeres. Buscar en el diccionario español las palabas “sexo débil” o “sexo fuerte”, “mujer pública” u “hombre público” te hace pensar que hay mucho que cambiar en esta sociedad. Educar mediante juegos de autoestima, afectividad, respeto, asertividad y aprender a amar son pasos que hay que dar en la educación primaria para conseguir que los y las menores sean personas fuertes, personas responsables, personas con criterio y que sepan lo que es bueno o malo para ellas. Que toda la sociedad sepa cuáles son las primeras manifestaciones de la violencia de género para que no haya dudas, saber que todas las personas estamos obligadas a denunciar (avisar) de un caso de violencia de género porque no es un asunto privado. Otro ‘frente’ es aprender que las Redes Sociales son muy buenas si se usan para lo que fueron creadas. 
 
 

 

SC: ¿Cómo es la dinámica dentro del aula?
SCS: Tres horas con cada curso es el tiempo del que dispongo. Puede ser poco para todo lo que se podría hablar, pero desde aquí quiero felicitar a los centros educativos de Sahagún por dedicar este tiempo a la prevención. Son gente que está muy concienciada y cree en la prevención, y eso se nota en el alumnado. Se habla sobre conceptos básicos de la violencia de género, la escalera de la violencia, el ciclo de la misma, porqué aguantan la violencia las víctimas, trabajar la autoestima y el aprender a querer son los pilares de mis charlas. Juegos, teatro, vídeos, canciones son los medios que utilizo.
 
SD: Dan las doce, te despides, sales del aula y cierras la puerta… ¿impresión final?
SCS: Me voy con la sensación de haber llegado al alumnado. El profesorado dice, de forma irónica, que el uniforme impone y que por eso están tan atentos; pero son los y las menores quienes me dicen que ha gustado lo que les he contado y el cómo se lo he contado. Y es que hablándoles como ellos hablan, el mensaje llega mejor. En el centro de Secundaria hacen valoraciones de las actividades que realizan y me enorgullece saber que mis charlas están entre las más valoradas por el alumnado. Resulta toda una sensación de alivio ver que la juventud empieza a ver que el problema existe, que tiene solución y que está en las manos de todas las personas que conformamos la sociedad. 
¡Deje su comentario!
Normas de Participación
Esta es la opinión de los lectores, no la nuestra.
Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios inapropiados.
La participación implica que ha leído y acepta las Normas de Participación y Política de Privacidad
1 Comentario
Fecha: Lunes, 4 de diciembre de 2017 a las 12:09
tauro
De nuevo se pone de manifiesto el interés de un centro rural por formar a sus alumnos. A esto hay que añadir la colaboración maravillosa de Sergio. Todo una prueba de buen hacer que espero cale en el alumnado.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress