Aviso sobre el Uso de cookies: Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del lector y ofrecer contenidos de interés. Si continúa navegando entendemos que usted acepta nuestra política de cookies. Ver nuestra Política de Privacidad y Cookies
Firmas - La Pradera de Juanda
Juanda Rodríguez
Jueves, 22 de febrero de 2018
275 edificaciones en la comarca de Sahagún

Palomares (I): arquitectura rural amenazada

Los palomares, edificaciones civiles representativas de esta tierra, son en realidad algo más de lo que aparentan. Es la simbología de la arquitectura agraria rural más significativa de la comarca. Edificaciones levantadas a base de tapial, barro y teja árabe, unas construcciones que en un elevado porcentaje están volviendo a la tierra de donde salieron en su día. Los que no han caído, amenazan ruina; mientras sus propietarios y la propia Administración miran para otro lado.

 

Pero tampoco queremos comenzar este informe con una sensación de derrotismo, más bien apuntamos a un esperanzador optimismo, pues no hace muchos años que ha nacido un movimiento social, bastante ‘utópico’ según sus promotores, que trata de fomentar la restauración de los palomares. Desde este medio nos sumamos a esta idea, puede que algo quijotesca. Vamos a repasar los distintos aspectos de los palomares.

 

[Img #16911]

 

Hay palomares en la provincia de León que datan del siglo XV, alguno queda aún en pie del XVIII, si bien la mayoría son del XIX y del XX. Haciendo un poco de historia, los romanos fueron los que introdujeron en León la cría de pichones. Antaño eran las familias más pudientes las que podían permitirse levantar palomares en sus tierras para la cría de pichones que no sólo ayudaban a la economía familiar, sino que también suponía una seña de distinción social. Tener un palomar en producción era un lujo no al alcance de todo el mundo.

 

Aunque se calcula que en León llegó a haber hasta 1.500 palomares, a finales de los años 80-principios de los 90 del siglo pasado, Santiago Díez Anta, un ingeniero agrónomo entusiasta, llegó a realizar un catálogo particular con hasta 1.200 edificaciones a lo largo y ancho de la provincia. Así lo dejó reflejado en un ‘librito’ que editó Caja España bajo el título ‘Palomares’. En la actualidad ese inventario provincial puede rondar los 1.300, según datos facilitados por Irma Basarte, otra entusiasta de los palomares que, además de fundar la Asociación de Amigos de los Palomares de León en 2011, está metida de lleno en inventariar estas edificaciones en toda la provincia de León. ¿Entonces, hay más ahora? No, sencillamente es que Basarte incluye también los palomares caídos, los deteriorados, los restaurados, además los que están lógicamente en plena producción.

 

[Img #16912]

 

“León era la única provincia de la comunidad que carecía de un censo actualizado de palomares y en ello estamos”, asegura Irma, quien recuerda que aún no ha concluido la primera fase del inventario. Con las fotografías y las referencias de Díez Anta que le han sido facilitadas por la familia del ingeniero fallecido, Irma Basarte ha tomado el relevo 30 años después y está realizando su propia y paciente revisión comparativa de estas especiales construcciones. Todo por puro amor, puro altruismo. “Durante los fines de semana y vacaciones voy actualizando el inventario, cuando voy sacando tiempo”, explica quien ocupa su dedicación laboral en el Colegio Oficial de Ingenieros Agrícolas de León.

 

Muchos de los palomares que Irma visita siguiendo la pista de Anta ya no existen, no queda ni rastro de ellos. La defensora de los palomares de León repite modelo cada vez que llega a un pueblo: “Pregunto a los paisanos y paisanas dónde hay palomares y dónde los hubo. Por un lado, está el problema de la despoblación de los pueblos, los dueños de los palomares que se han ido, que ya no hay quien los cuide y también está el cambio en los cultivos agrícolas, donde el palomar ha quedado en medio de una finca y estorba. Si no los tiran, los dejan caer. Cuando llego a un palomar o a unos restos de lo que queda, los mido, los geolocalizo y los fotografío”.

 

[Img #16913]Comarca de Sahagún

En la comarca de Sahagún quedan unos 275 palomares, entre los que están bien, regular, en ruinas o sólo los restos de lo que un día fueron estas ‘viviendas’ colombófilas. En el municipio de Sahagún, incluyendo las 10 pedanías, se han inventariado nada más y nada menos que 50 palomares, singulares edificaciones, entre las que destacan los más ‘curiosos’ de Galleguillos y uno ‘misterioso’ que Díez Anta fotografió en la misma población de Sahagún, elevado sobre un tejado pequeño, que actualmente ha desaparecido o al menos nadie da razones de dónde se encontraba hace ya 30 años.

 

En la ribera del Cea, desde Almanza hasta Sahagún, se contabilizan 46 palomares, a los que habría que sumar otros 175 ‘fichados’ en el resto de municipios del sureste leonés hasta el vértice de Santas Martas. “Aunque los de Tierra de Campos son muy parecidos, dependía mucho del gusto del dueño y del albañil de la zona; si se construía uno y gustaba, otros propietarios pedían hacer su palomar igual que el del vecino”, apunta Basarte.

 

[Img #16914]

 

En cuanto a número destacable por poblaciones, cabría resaltar los 30 palomares del municipio de El Burgo Ranero, los 25 de Joarilla de las Matas, los ocho de Vallecillo, otros ocho en Escobar de Campos o los siete de Bercianos del Real Camino. Cabe destacar el palomar restaurado en Villamoratiel de las Matas, que recibió el segundo premio de Restauración de la Arquitectura Tradicional Leonesa del Instituto Leonés de Cultura –Diputación- en el año 2013; y también el que se conserva en el Caserío de Mahúdes (Monte de Fraga) en plena producción, dentro del término de Calzada del Coto. O el palomar de don Epigmenio, ‘el secretario’, de Joarilla de las Matas, quizá el más grande de todos los de la zona, con unos 13 metros cuadrados de base. Este palomar se mantiene en pie y en plena producción, si bien la restauración que acometieron sus propietarios recientemente, con ladrillo y cemento, no sea la más recomendable por no respetar los elementos arquitectónicos tradicionales de la comarca.

Sahagún Digital. El magazín del sureste de León
© 2018 • Todos los derechos reservados
Powered by FolioePress